12 de septiembre de 2014

Hoy leemos ¡Ya viene la novia!

Recién pasado el feliz enlace de una amiga muy querida, no podía haber mejor libro para el Hoy leemos de este viernes que ¡Ya viene la novia! de la editorial Laberinto.

Poco más o menos que así imaginaba yo a mi Mo (ups, se me ha escapado), soñando y suspirando por su vestido. Pero esta no es la historia de my friend sino de Filomena, la modista que cosía los vestidos d novia más bonitos y románticos. Tantos había cosido, tantas ideas tenía para el suyo propio, que cuando le llegó la hora...

Por fin, Ferrucho, como Mr X dio el paso y Mo Filomena exclamó: Pues claro. Ya era hora de que me lo pidieras, ¿no?

Filomena pasabas las horas sin prestarle atención a Ferrucho, dale, que te dale a la aguja cosiendo el vestido perfecto. Pobre Ferrucho.

Era el día de la boda, la masía, el grupo de whatsapp iglesia debordaba expectación y cuando Filomena llegó envuelta en su nubarrón...¡qué susto pobre Ferrucho!

Ferrucho salió por patas, Filomena salió detrás, echaron una partida, hasta que al final...Blanca y radiante va la novia...
***********************************

8 de septiembre de 2014

Consejos e ideas para cuidar la parte emocional en el inicio de las clases

Casi parafraseando a mi amiga María: No dejo de asombrarme del maremagnum en el que muchas familias se ven envueltas con esto del inicio del colegio. 

Quizás en los más pequeños, que comienzan a ir a la guardería o en el primer curso del cole de los "niños grandes", nos preocupemos mucho por su adaptación, si lo llevará bien o no, si llorará mucho o se quedará tranquilo. Pero a medida que pasan los años y los cursos se suceden, creo que tendemos a centrarnos más en el plano logístico de compra de libros, material escolar, uniforme/ropa...y obviamos la parte emocional, los sentimientos de nuestros hijos. 

En esa línea van mis Consejos e ideas para preparar la vuelta al cole publicados en City Guide Sevilla.

Dosis extra de ilusión. Un buen puñado de empatía, acompañamiento y escucha. Una buena ración de cariños y mimos. Algo de planificación y ya está lista la fórmula para afrontar el inicio del cole.



5 de septiembre de 2014

Hoy leemos ¿Las princesas usan botas de montañas?

¿Las princesas usan botas de montañas? de la editorial Picarona (al igual que El niño y la bestia), es uno de esos libros que me conquistó desde el primer momento. David sucumbiendo ya a esos convencionalismos de: las niñas no pueen hacer esto, no pueden jugar a lo otro...Lo leía en la librería y veía reflejada a una amiga del pollito, una niña especial, una princesa la más puro estilo Mérida. 
Mamá ¿las princesas usan botas de montañas?

Así comienza el diálogo entre una niña y su madre. Se ve que la pequeña alberga sus dudas de que si le gusta hacer ciertas cosas pueda a la vez ser una princesa. Pero ¿acaso hay una forma única de ser una princesa?

El texto, a modo de preguntas concisas y respuestas rimadas está acompañado de unas ilustraciones muy divertidas, que refuerzan muchísimo el mensaje.

En las cuatro veces seguidas que lo hemos leído esta noche (antes de regalarlo a su amiga por su cumple), nos hemos detenido en observar los detalles de las ilustraciones, leyendo el libro a través de ellas.

La pequeña siempre con su corona de flores y acompañada de su perro, va constando página a página como las princesas hacen montones de cosas divertidas que a priori, dejándonos llevar por lo que "nos venden", nunca pensaríamos que harían, como subir a los árboles, disfrutar chapoteando en los charco, limpiar su cuarto, cumplir las normas o enfadarse.

Pero fíjate qué cosas, que ¡¡las princesas también se tiran pedos!!

Y es que como dice mi hijo en un momento de lucidez: las princesas son personas. ¿Porque no iban a hacer todas esas cosas?

Pues resulta que no, que desde muchos lugares nos llega el mensaje de que ellas van permanentemente vestidas de rosa, que son delicadas como florecillas, que se desenvuelven en un halo de perfección imposible de alcanzar. No me extraña que las niñas tengas sus dudas y se pregunten ¿las princesas se parecen a mi?.

Como contesta la mamá de este cuento: "Para saberlo, mira dentro de ti y de mi", porque

Me parece un libro estupendo para trabajar la coeducación, como Hay algo más aburrido que una princesa rosa y Super Lola. Para hacer reflexionar a niños y niñas y contrarrestrar esa batería de mensajes tan perjudiciales.


3 de septiembre de 2014

100 imágenes de 1 verano

"Lo bueno de recordar es vivir de nuevo"

y yo sigo con mi nostalgia post vacacional

1 de septiembre de 2014

Nostalgia post vacional

Llegó el final del verano y como siempre se me ha pasado en un pis pas. Soy de esas madres que sienten pena cuando llega Septiembre, que querrían que las vacaciones no se terminaran. La misma que hubo días que se subía por las paredes, que pensó mil veces que tenía que haberlo apuntado a un campamento, al que se quejaba de falta de tiempo para nada más que no fuera estar con él, a su ritmo. Esa soy yo, un cúmulo de contradicciones.

Este verano ha sido tan maravilloso como el anterior y aunque llegados a esta fecha y siendo inevitable, sólo quiero adentrarme en la rutina, no quiero que esta rutinaria anarquía termine.

Las circunstancias de este año han sido diferentes y no hemos hecho "favores egoistas" como el año pasado, pero no por eso hemos disfrutado menos o nos hemos aburrido más. No señor. Hemos aprendido a disfrutar más de la cama por las mañanas. El plural es un mero formalismo, siempre me ha gustado levantarme tarde y acostarme tarde, lo último no he dejado de hacerlo nunca (pueden dar fe las otras buhíllas de la red), pero hasta este último mes no le ha pillado el pollito el gusto mañanero a la cama. Justo ahora que tenemos que volver a madrugar.

Me siento afortunada, muy afortunada de poder disfrutar juntos de los veranos sin preocuparnos de horarios, de conciliación, sin más historias que ver pasar los días. Se que atesorará miles de recuerdos y que estaré en muchos de ellos. Recuerdos sencillos, la mayoría.

Hemos pasado las mañanas, como diría mi abuela, "a nuestro amor": despertando a la hora que nos pedía el cuerpo, sincronizados; remoloneando en la cama hasta las mil, de la teta a las cosquillas, las charlas, los juegos, los achuchones. De la cama al sofá, a continuar con la vagancia. Después del desayuno más tetita y dibujitos, más risas, más achuchones...sin prisas, no hay nada mejor que hacer que estar juntos. Sigue medio enamorado de ellas. No me pregunto ya hasta cuando.

La casa se recoge en un minuto, ventajas de que sea pequeña. Salir a comprar a la una y media con todo el calor después de hora y media y 4.000 "David vístete" no está tan mal, tender a las tres de la tarde no es taaaaaan malo como pueda pensarse. 

Hemos contado los minutos para que papá volviera del trabajo, explicando una y otra vez la suerte que teníamos de que trabajara y ganase dinero para todo lo que necesitamos. Lo hemos echado tanto de menos, que cada vez que llegaba era una fiesta tan grande como había sido para mi la pesadilla de contestar mil veces las mismas preguntas, día a día: ¿Donde está papá? Trabajando. ¿Cuanto falta para que venga? Un rato. ¿Ya va llegar papá? Dentro de poco...conversaciones mántricas sin fin.

Cambios. Muchas veces he oído decir que durante el verano los niños dan pasos de gigantes en su evolución. No se si porque pasamos más tiempo con ellos y somos más conscientes o porque es real, pero el caso es que el pollito ha crecido de lo lindo. No sólo en altura, que ha dado un buen estirón, sino en madurez. Decidió dormir en su cama y después abandonar el nido por completo, pasando su primera noche fuera de casa y le encantó. Se ha convertido en una pequeña costumbre eso de querer pasar más tiempo con la abuela, así que nosotros hemos salido a comer solos, a tomarnos una copa, nos hemos sentado a ver la tele sin tener un ente saltándonos por encima...un lujo y un placer, ¿porque no decirlo?

¡He leído libros! de papel para más inri y cuatro nada más y nada menos. Pocos en otras épocas, una barbaridad ahora que hacía mil que no podía/quería.

Hemos tenido ratos madre-hija, no tantos como mi mami hubiera querido pero poco a poco, aún él me necesita más y lo que es peor, ahora empieza a necesitarla a ella. Que se pensaba que no iba a llegar el día (jur, jur jur, risa maligna), pues se va a hartar. Tardes de compras, algún paseo, un plan cultural...buenos momentos.

Tardes de piscina, de películas, de parques, de playas...Días de amigos, muchos amigos. Me siento afortunada también por eso, por todas las personas con las que hemos compartido el tiempo estos meses. Planes sencillos pero fantásticos. Cumpleaños, noches en el parque, veladas relajadas, cines de verano, naturaleza, convivencia...Amigos de siempre y nuevos amigos. Desvirtualizaciones, cuanto me gusta poner cara y piel a la gente de la red y reencuentros, ay amiga que alegría estar juntas. Proyectos que no pudieron ser y City Guide que por fin vio la luz. 

El pollito se ha consolidado como un auténtico pecedillo. Lo que sufríamos todos con sus clases de natación...¿Habría sido diferente si ellas? Nunca lo sabremos, lo importante es que la autonomía que tiene en el agua le permite disfrutar al máximo del medio, sin importar que sea en el mar o en la piscina. Siempre dispuesto a bañarse en la playa, mi perfecto compañero. 

Cuantas noches nos hemos quedado sin cuento rendidos por el cansancio, cuantas nos hemos dormido a las mil, cuantas me ha hecho compañía dormido en el sofá mientras yo trabajaba en el ordenador. Unos tendrán a su gato, pero yo tengo un pollito. Que me dice: todo el mundo duerme de noche menos tú, que trabajas. 

¿Deberes, tareas? ¿Eso que es? Tenía la esperanza de retomar aquellos cuadernos de actividades tan chulos de Combel, pero se quedó en esperanza. De la sugerencia de la seño de escribir la lista de la compra y cosas así, poquito. Sin embargo, cuando lo hemos hecho, me ha dejado sorprendida lo bien que escribe tan sólo teniendo un poco de cuidado de pronunciar bien y dejarle un poco de tiempo para pensar. Ni mucho menos está más adelantado que muchos niños de su clase, pero me maravilla que sin haber hecho nada haya evolucionado tanto. No tengo ninguna duda que el impás de estos meses sin martilleos, sin exigencias por no olvidar lo aprendido ha sido bueno. Porque ha aprendido sin proponérselo tanto como a lo largo del curso.

Me pasaría horas escuchándolo contarme cosas de cuando era pequeño (como si fuera en otra vida), de la antigüedad...
¿Sabes mamá que en la antigüedad se escribía con pluma?
¿Donde has aprendido eso pollito? 
En Harry Potter


Absorbiendo como esponjas, a prendiendo a retazos de aquí y de allí, con esa otra forma de aprender, que es vivir.


Y ya pasó. Volvemos al cole, al trabajo, a la rutina, a los buenos propósitos, dejaremos atrás mucho, pero seguro, seguro, que seguiremos intentando disfrutar al máximo de todo.

29 de agosto de 2014

Hoy leemos: La doncella, el vestido y el amor

Hoy leemos es un decir, porque lo leímos hace muchos meses, pero eso no importa.

El día de los enamorados le lancé un mensaje muy directo al gallo. Me encantaría que me llegara al buzón el cuento La doncella, el vestido y el amor de Tres Tigres Tristes y Raquel Díaz Reguera.

Después de haber alentado la ilusión enviado cuentos por correo (disfrazada de Duende del buzón) al pollito, a sus compañeros de clase y a un niño llamado x como ganador del sorteo que hice con Tres Tigres Tristes; no había cosa que me hicera más ilusión que esta vez fuera yo la que disfrutara de la magia de recibir el cuento en pequeñas dosis.

¿Que pensaba yo que el gallo iba a captar la indirecta? Pues NO.

Cuál fue mi sorpresa cuando al cabo de unos días los chicos de  Tres Tigres Tristes me pidieron mi dirección. Mentiría si dijera que no intuí para que era pero eso no importa. Al cabo de unos días llegó la primera entrega. Qué ilusión, qué delicia, qué experiencia.

Cuando por fín tuve todos los retales me puse a leer la historia en voz alta, también para el pollito. Él que se tapa los ojos cuando hay una pareja se besa en la tele, que ya está en la etapa de calificarlo como "asco", que hace morisquetas cuando oye hablar de amor...Una dama, un caballero, un corazón, un robo, Cupido...Qué atento estuvo.

La conversación que siguió después hizo que me riera a carcajadas y que me siga riendo al recordarla. 
¿Quién es Cupido? 
Es un dios que lanza flechas a los corazones de las personas para que se enamoren
¿Mamá, sabes que Robin Hood dispara las flechas mejor que nadie?
Ah si? Pues Cupido lo hace mejor, le dije para alentarlo
No mamá, Robin Hood es el mejor. Mira que disparó tan bien que todos supieron que era él, lo descubrieron. ¿Porqué no lo hizo mal para que no lo descubrieran?
Porque a veces cuando sabes hacer algo muy bien es difícil hacerlo mala posta.
Robin Hood dispara mejor que nadie
De nuevo entré a la carga. ¿Sabes David que a mi Cupido me disparó dos veces? (Me relamía de gusto mirando su cara)
¿Si mamá? no, ¿verdad que no? No digas eso
Que si David que si, me disparó dos veces
El ya con una risilla nerviosa imaginándome con el corazón atravesado de flechas. No mamá
Si David, que si
Que no mamá, que no, ¿verdad que no? 
Que si David, dos veces. Una cuando me enamoré de tu papá y otra la primera vez que vi tu carita y me enamoré de ti. (Alma mía, que mala fuí, pero no podía dejar de mirar sus ojillos entre asustados, divertidos, incrédulos...) Lo cierto es que lo acojoné. Perversa que es una a veces.
Mamá no hables más de eso. ¿Sabes que Robin Hood es el que mejor dispara flechas del mundo? 
Pues Cupido más
Ay mamá, no hables más de eso, que me da miedo (mientras se achuchaba a mi en busca de protección y yo me desternillaba de risa. Si lo se, muy soy maaaaaaaaala).

Volviendo al cuento, y como decía arriba, una delicia. Postal tras postal te quedas necesitando saber más, hasta que por fin completas el relato. Una historia de amor medieval, de artimañas y triquiñuelas. No se porqué me evoca a Rumpelstiltskin, el enano saltarín. 

Si queréis llevar un poco de magia a la vida de alguien, ya sea mayor o niño, sigo sin encontrar una forma mejor que los Cuentos por Correo.

Desde finales de Febrero lleva este post en borrador, hoy por fin lo he publicado, porque ha sucedido algo que me ha hecho darle al intro. Pero mejor lo cuento otro día, que si no sería demasiado largo.
**********************


25 de agosto de 2014

¿Puede el móvil para ayudarte a ser más feliz? AlwaysBHappy

Cuando me propusieron hablaros sobre una app para móviles pensé: ¡bua! eso no va conmigo. Salvo las que uso para editar fotos y las de las redes sociales no tengo ninguna más. Pero cuando leí el nombre de la app en cuestión me picó la curiosidad: AlwaysBHappy. (Algo así como "se siempre feliz")

"Es una aplicación que te propone pequeños retos o tareas del día a día para ayudarte a ser mas feliz y encontrarte mejor contigo mismo".

Entré en su web"BHappy te plantea un gran reto, dedicar unos minutos a diario a aumentar tu nivel de felicidad; si no lo haces tú... ¿quién lo hará si no?"

Pintaba bien, quería saber cómo funcionaba y como es gratuita me la descargué fácilmente desde el enlace a Google play en la propia web de AlwysBHappy. Llevo desde entonces usándola, como dicen ellos "dedicando unos minutos diarios a aumentar mi nivel de felicidad, porque si no lo hago yo...¿Quién lo hará si no?"

Soy de las que de lo primero que hace al despertarse cada día es mirar el móvil (Nivel de enganche de 0 a 10, 9 podríamos decir). Ahora, cada mañana me encuentro con la propuesta para ese día. Cosas sencillas que me motivan a centrarme en ser un poquito más feliz.

Dar más besos hoy de los que diste ayer.
Decirle a cinco personas a las que quieras que las quieres.
Revisar tus sueños y avanzar en alguno
Dar un abrazo a cuatro personas diferentes
Pedirle a alguno de tus mayores que te cuente algo de tus antepasados
Pedir consejo sobre eso que te preocupa

Si quieres ser feliz, si realmente quieres intentarlo, AlwysBHappy te ayuda, te va guiando y motivando.
Recuerdo que mi madre tuvo durante años tuvo pegado en la puerta de su armario un cartel que decía: HOY SOLO POR HOY...y a continuación cosas del tipo...

Voy a contar hasta 10 antes de contestar cuando me enfade
Voy a sentirme agradecida por tener un trabajo
Voy a ver el lado positivo de las cosas...

Ese papel colgado con una chincheta era su app, tal como esta, pero en papel y tinta. Ese escrito me marcó y desde pequeña soy de ir día a día. Intento no fijarme plazos más allá de 24 horas porque me entra el agobio y me vengo abajo. Que este sea el tipo de propuestas de AlwysBHappy me viene como anillo al dedo. 

Aunque tengo que confesar que me estresa un poco que se vaya terminando el día y no haya cumplido mi reto. Entonces shhhhh no se lo digáis a nadie pero a veces hago eso que no se debe hacer...trampas (Qué tontería ¿verdad? ¿a quién querré engañar?). Quizás a la propia app, porque cuando vas cumpliendo retos te motivan a continuar con un trofeo ¿y a quién no le gusta un premio? Si, lo se totalmente absurdo.

Ahora me he autorretado a ser "dispersora" de felicidad y voy a intentar compartir mis retos diarios en las redes sociales. A ver si más gente se anima a intentar ser un poco más feliz cada día y vamos sumando y sumando felicidad entre todos para compensar la cantidad de mierda que hay en el mundo. En esa línea va este post también, a daros a conocer esta aplicación gratuita que seguro que, como si de un entrenador personal se tratara, os dará un empujoncito para ser un poco más feliz cada día. 

¿Qué?¿Os animáis a ser un poco más felices cada día?
PD. Lo único que cambiaría de la app es que "tuviera memoria". Me explico: tuve un problema con el móvil y se me desinstaló la aplicación. Tuve que volver a descargarla y ¡¡horror!! tenía que volver a empezar de nuevo. No recordaba las 10 retos anteriores ;(






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...