22 de septiembre de 2014

Cosas bonitas que descubrí en Instagram

Me encanta Instagram, quizás sea mi red social favorita. Asomarme a la vida/proyectos de otras personas, el mimo en las imágenes, en las composiciones, los colores, la luz. Se puede transmitir tanto con una imagen...

Siendo 100% visual, no es de extrañar que artesanos, tiendas y marcas la usen como escaparate. 

Me he topado con mucha gente creativa, emprendedora y hoy quería hacer un pequeño repaso por algunas de ellas. 

NAGALA Y CÍA @nagalaycia
Trabajos de encuadernación mimados al detalle y una sensibilidad especial. De mi tierra para más inri.

LALOLEblog ahora con su TO THE WILD @tothewild_es
El blog de Lalole es un imprescindible si te gusta la decoración y el diy. En su nuevo proyecto se centra en la naturaleza salvaje con detalles decorativos tan chulos como estos
EN LA CAJA AZUL @enlacajaazul
Ya conocía el blog de Pilar, su fotos, su gusto por las cosas bonitas, su creatividad, su buen hacer. Fue en Instagram donde conocí sus letras artesanales. No tardé nada en encargarle el nombre de David y ella menos aún en hacerlo.

DON FISHER @don_fisher
¿Como algo tan simple como un pesacado puede ser tan bonito? Pues todos lo son. Cada imagen de puñaditos de pescados son una delicia.

ETHYMATON @ethymaton 
En este caso, los artesanos no son ellos sino la artista de la que distribuyen sus láminas en España y Portugal, Ellen Ginggenbach.
Por la foto de una de sus láminas me adentré en el colorido retro de los diseños de Ellen Giggenbach. Me confieso fan absoluta de todos sus diseños. Desde su tienda online podéis haceros con algunas de ellas.

Estos son algunos de los que hacen mi vida más bonita sólo por compartir sus creaciones. Espero que os haya gustado mi selección. Otro día más

** Todas las fotos están sacadas de las redes sociales y blogs de cada proyecto.

19 de septiembre de 2014

Hoy leemos Estirar la pata o cómo envejecemos

Abuelos ¿porqué estáis tan calvos y arrugados?
Porque somos viejos. ¡De bebés, también estábamos calvos y arrugados!
Con esta pregunta empieza el libro Estirar la pata o cómo envejecemos de la editorial Destino. Esa es la excusa para que una pareja de ancianos hagan una regresión a su infancia y nos muestren cómo fueron pasando las diferentes etapas de su vida. 
En clave de humor, en lo que Babette Cole es toda una experta como ya comprobamos en Los animales me aterrorizan, vivimos los eructos de la infancia, el adios al pañal, las primeras palabras (vocabulario escatológico del que tanto gusta), el gateo, la escuela, los juegos, las travesuras, el amor, la universidad, las fiestas, los primeros trabajos, la boda, los hijos, la jubilación, la vejez y la muerte. Porque ni más ni menos así es el mundo, como el de las cucarachas "nacen, crecen, se reproducen y mueren"

Seguro que al leerlo, se parten de risa con la parte que ya conocen, la de la infancia que tienen tan cerquita, al verse reflejados en el libro. El pollito sintió curiosidad de nuevo por cómo nos conocimos su padre y yo y creo que se quedó un poco más tranquilo cuando vio que hay que vivir mucho y hacerse muuuuuy viejo para morir. 

Pero hete aquí, que el libro no termina ahí, no ¡después, a lo mejor nos reciclamos y nos convertimos en otra cosa! ¿En que nos reencarnamos? ¡Ahhhhhh!¡depende! ¿De qué depende? Del karma que tengas acumulado obviamente (¿Has leído el libro Maldito Karma ¿no? Hacedlo. Es muy ameno, divertido y oye, da qué pensar. Desde entonces no miro a las hormigas igual).

Un libro de los que nos gusta, de los de pasar un buen rato y suscitar montones de preguntas. Por cierto, aún no hemos leído Mamá puso un huevo. ¡¡¡¡¡¡¡¡Esther!!!!!!!!!!!
***********************************


17 de septiembre de 2014

El primero del último

Pasó el primer día de su último curso de infantil y no quiero dejar de recoger las imágenes de aquel día.
Lejos quedaron los llantos, los no quiero separarme de ti. Aunque no faltó su ya clásico "hoy no quiero ir al colegio" 
No se le puede pedir más a la cámara del móvil. al menos tenemos foto juntos.
Su camiseta DIY de última hora. Quería hacer juego con la bienvenida saludable
Una hora antes de entrar oficialmente estábamos en el cole echando una mano con la fruta para la bienvenida saludable. Me encanta verlo desenvolverse a sus anchas por allí

15 de septiembre de 2014

El control parental, imprescindible para el uso seguro de internet de los niños

Vivimos en la era tecnológica y eso condiciona la forma en la que trabajamos, nos relacionamos, tenemos nuestros ratos de ocio, compramos y un largo etcétera. 

Nuestros hijos, nuestros espejos, nativos digitales de pleno derecho, nos siguen los pasos y más aún, nos adelantan en el manejo de los dispositivos móviles, el ratón, las pantallas táctiles... Tienen la capacidad innata de aprender a usarlos con la mera intuición. 

Desde que son muy pequeños se pueden ver a muchos niños con un móvil en la mano trasteando juegos y aplicaciones, viendo fotos, vídeos y canciones. Cuando son algo mayores muchos tienen su propio dispositivo, tablets diseñadas específicamente para ellos, con control parental, con vivos colores y resistentes al máximo. Los ordenadores suelen estar ahí, al alcance de todos, también de ellos. Todos ellos fuentes casi inagotable de diversión, de entretenimiento y porqué no, también de educación.

Lo reconozco, a pesar de todo, no me termina de gustar que mi hijo trastee con estas cosas. Prefiero que juegue en el parque, que leamos un cuento, incluso que vea la tele tirado en el sofá. Mi suerte es que a él apenas le llaman la atención. Pero irá creciendo y llegará el día en el que tengamos que preocuparnos de su seguridad a la hora de navegar por la red, porque hay en ella mil millones de cosas buenas, tantas como malas. Tendremos entonces que establecer unas pautas, que enseñarle a hacer un buen uso de este gran mundo que es la red. Para que pueda hacerlo de forma segura el control parental es imprescindible. Incluso llegará el día que tendremos que darle alas y dejarlo volar libremente. 
Al igual que de pequeños poníamos protectores en los enchufes o quitábamos los objetos peligros de su alcance, también debemos asegurarnos de poner ciertos límites, de controlar su seguridad en la red.
- No permitirles estar conectados más tiempo del que estimemos oportuno, 
- Restringiendo el acceso a las páginas que consideremos que no son adecuadas para ellos, 
- Bloqueando aplicaciones que casi sin darnos cuenta están interconectadas pudiendo llegar a todo y a todos. 

Estas medidas de son imprescindibles pero deben ir acompañadas como he dicho antes de una buena educación al respecto y de un control físico por nuestra parte. Que estemos cerca de ellos, que les echemos un ojo a las pantallas de sus dispositivos si están jugando, que busquemos con ellos la información para aquel trabajo del cole... Ya habrá tiempo de que los usen solos, de que tengan su propio ordenador, de que lo tengan en su cuarto. ¿Llegará eso algún día a nuestro gallinero? imagino que sucumbiremos sin remedio. Quizás cuando tenga 30 o 35 años ;)

Egoístamente, por mi salud mental y la del gallo, espero que pase muuuucho tiempo hasta que al pollito se le despierte el gusanillo de la pantalla y el teclado. Si somos nosotros, que usamos el pc estrictamente para el blog, las redes sociales y la navegación por páginas "normales" para buscar información para mis artículos, que no descargamos pelis, música ni juegos, que no entramos en chats ni en páginas raras y a pesar de tener un buen antivirus no dejan de entrarnos cosas que hacen que nos volvamos locos, no puedo imaginar lo que puede suceder con un niño trasteando sin control. Miedito me da.

¿Sabéis que podéis crear en el pc un usuario con protección infantil para ellos? En nuestro portátil nuevo, tienes la opción de hacerlo vinculando su cuenta de correo en el caso de que la tenga para unificar todos sus "servicios" o sin cuenta de correo, con lo que tendrá que ser un adulto el que introduzca su cuenta de mail cuando sea necesario. 

¿Sabíais que los antivirus suelen ofrecer la opción de control parental? Quizás el tuyo lo tenga y no lo hayas activado. Compruébalo.

Si eres de los que le prestas a tu peque el móvil ¿Se te ha ocurrido instalar un antivirus con control parental en él que también los hay? 

Y a vuestros peques ¿son usuarios de estos cacharrillos? ¿usan apps y juegos para aprender jugando o simplemente para divertirse? 


*Este es un post patrocinado

12 de septiembre de 2014

Hoy leemos ¡Ya viene la novia!

Recién pasado el feliz enlace de una amiga muy querida, no podía haber mejor libro para el Hoy leemos de este viernes que ¡Ya viene la novia! de la editorial Laberinto.

Poco más o menos que así imaginaba yo a mi Mo (ups, se me ha escapado), soñando y suspirando por su vestido. Pero esta no es la historia de my friend sino de Filomena, la modista que cosía los vestidos d novia más bonitos y románticos. Tantos había cosido, tantas ideas tenía para el suyo propio, que cuando le llegó la hora...

Por fin, Ferrucho, como Mr X dio el paso y Mo Filomena exclamó: Pues claro. Ya era hora de que me lo pidieras, ¿no?

Filomena pasabas las horas sin prestarle atención a Ferrucho, dale, que te dale a la aguja cosiendo el vestido perfecto. Pobre Ferrucho.

Era el día de la boda, la masía, el grupo de whatsapp iglesia debordaba expectación y cuando Filomena llegó envuelta en su nubarrón...¡qué susto pobre Ferrucho!

Ferrucho salió por patas, Filomena salió detrás, echaron una partida, hasta que al final...Blanca y radiante va la novia...
***********************************

8 de septiembre de 2014

Consejos e ideas para cuidar la parte emocional en el inicio de las clases

Casi parafraseando a mi amiga María: No dejo de asombrarme del maremagnum en el que muchas familias se ven envueltas con esto del inicio del colegio. 

Quizás en los más pequeños, que comienzan a ir a la guardería o en el primer curso del cole de los "niños grandes", nos preocupemos mucho por su adaptación, si lo llevará bien o no, si llorará mucho o se quedará tranquilo. Pero a medida que pasan los años y los cursos se suceden, creo que tendemos a centrarnos más en el plano logístico de compra de libros, material escolar, uniforme/ropa...y obviamos la parte emocional, los sentimientos de nuestros hijos. 

En esa línea van mis Consejos e ideas para preparar la vuelta al cole publicados en City Guide Sevilla.

Dosis extra de ilusión. Un buen puñado de empatía, acompañamiento y escucha. Una buena ración de cariños y mimos. Algo de planificación y ya está lista la fórmula para afrontar el inicio del cole.



5 de septiembre de 2014

Hoy leemos ¿Las princesas usan botas de montañas?

¿Las princesas usan botas de montañas? de la editorial Picarona (al igual que El niño y la bestia), es uno de esos libros que me conquistó desde el primer momento. David sucumbiendo ya a esos convencionalismos de: las niñas no pueen hacer esto, no pueden jugar a lo otro...Lo leía en la librería y veía reflejada a una amiga del pollito, una niña especial, una princesa la más puro estilo Mérida. 
Mamá ¿las princesas usan botas de montañas?

Así comienza el diálogo entre una niña y su madre. Se ve que la pequeña alberga sus dudas de que si le gusta hacer ciertas cosas pueda a la vez ser una princesa. Pero ¿acaso hay una forma única de ser una princesa?

El texto, a modo de preguntas concisas y respuestas rimadas está acompañado de unas ilustraciones muy divertidas, que refuerzan muchísimo el mensaje.

En las cuatro veces seguidas que lo hemos leído esta noche (antes de regalarlo a su amiga por su cumple), nos hemos detenido en observar los detalles de las ilustraciones, leyendo el libro a través de ellas.

La pequeña siempre con su corona de flores y acompañada de su perro, va constando página a página como las princesas hacen montones de cosas divertidas que a priori, dejándonos llevar por lo que "nos venden", nunca pensaríamos que harían, como subir a los árboles, disfrutar chapoteando en los charco, limpiar su cuarto, cumplir las normas o enfadarse.

Pero fíjate qué cosas, que ¡¡las princesas también se tiran pedos!!

Y es que como dice mi hijo en un momento de lucidez: las princesas son personas. ¿Porque no iban a hacer todas esas cosas?

Pues resulta que no, que desde muchos lugares nos llega el mensaje de que ellas van permanentemente vestidas de rosa, que son delicadas como florecillas, que se desenvuelven en un halo de perfección imposible de alcanzar. No me extraña que las niñas tengas sus dudas y se pregunten ¿las princesas se parecen a mi?.

Como contesta la mamá de este cuento: "Para saberlo, mira dentro de ti y de mi", porque

Me parece un libro estupendo para trabajar la coeducación, como Hay algo más aburrido que una princesa rosa y Super Lola. Para hacer reflexionar a niños y niñas y contrarrestrar esa batería de mensajes tan perjudiciales.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...