1 de octubre de 2014

Reciclando camisetas. De bebé a niño. DIY

Hay camisetas que tienen motivos superchulos y que te da mucha penita cuando se les queda pequeña. Con lo guapo que estaba con ella y ya no le sirve. Pero en muchas ocasiones es tan fácil darle una segunda vida. Como con esta camiseta molona. El resultado de un DIY de esos fáciles que me gustan.

Una las pocas cosa de bebé que tenía guardada del pollito y la camiseta del disfraz de la actuación del fin de curso pasado (3,99€ en Leffties) más cinco minutos de dedicación.
Recortamos el motivo decorativo y cosemos a la camiseta nueva. Podemos optar porque hacer puntadas "invisibles" o por darle protagonismo, como hice yo. Con hilo gordo de algodón, del que se usa para hacer punto de cruz, con puntadas bien visibles para que formaran parte del nuevo diseño, aportándole un poco más de color. 
Perdonad las manchas de pintura de mis manos. Aunque hasta ahora no lo he enseñado, aproveché para hacer el trabajillo un ratito entre mano y mano de nuestra pared magnética. A ver cuando saco otro hueco para una camiseta mía que también necesita una segunda vida después de que me la cargara con la plancha :/

29 de septiembre de 2014

Desvaríos blogeriles de correos, herramientas, diseño, cursos y tiempo, poco tiempo

Llevo "toda mi vida" con mi cuenta de correo de hotmail, más contenta que todas las cosas. Allí, muy organizadita yo, tenía archivados montones de correos importantes. Mis copias de los artículos enviados a Groupon, las comunicaciones con My Little Book Box, mis comisiones, las conversaciones con las consultoras de mi equipo, cursos que he ido haciendo, propuestas de colaboraciones, toooooodos los contactos y un largo etcétera.
Imágen
Cual fue mi pánico hace unos días cuando después de cuatro intentos fallidos de enviar un mail a la lista completa de padres de compañeros del pollito del cole, Microsoft me bloqueó la cuenta. Ni cuenta de recuperación ni leche frita, mete un código que te hemos enviado a la otra cuenta, el código que no llega, mil veces los mismos mensajes de error, el pánico iba en aumento ¡¡¡ahhhhhh!!!. Y es que no te das cuenta del valor de las cosas hasta que las pierdes. Todo hacía ver que lo perdería para siempre porque muchos me decían por face que no habían vuelto a recuperar sus cuentas. Parece mentira que una tía con casi cuarenta años llore por algo así, pero sí, ahí estaba yo con una pena que me ahogaba el alma de pura impotencia. 

Ese fue el empujón para activar mi cuenta de gmail y decidirme a usarla como cuenta principal a partir de entonces, recuperara la otra o no (para lo que gustéis lagallinapintadita@gmail.com). Ahí tenía otro lío, de dos cuentas diferentes. Puñeterías de google+ del móvil y de su pm...Incapaz me sentía de gestionarlo, de resolverlo, menos mal que siempre hay por aquí personas dispuestas a ayudar, a regalarte parte de su tiempo y de sus saberes. Ahí estuvo Vanesa, La Orquídea Dichosa para poner un poquito de sol en mi vida y Elena, Mamirami, por si tenía que soplar a algún nubarrón más. No se cómo daros las gracias chicas, sin vosotras...no se qué hubiera hecho y sin mi chico, ¿qué haría yo sin el gallo que además de aguantar mis lloros busca y rebusca hasta encontrar las soluciones? Gracias amore, vales un potosí.

Total, que ya tenía mi nueva cuenta y ¡ohhhhh milagro! mi amor lo consiguió y me desbloquearon la otra. El empujó ya me lo habían dado, ahora tocaba lanzarse de cabeza y volcar tooooda la información en la nueva. Ya me veía reenviándome mail a mail todo y copiando los contactos uno a uno, menos mal que hay gente que piensa y ya lo tenían previsto en la configuración de gmail, cuentas e importación. Hecho, ahora toca la limpieza y organización. Con el trabajito que me cuesta, yo que soy de dejarlo todo a medias. A saber después de cinco años cuantos contactos serán correctos y cuantos habrán desaparecido, ¿para qué guardarlos? Aquí me enteré que hay sitios de verificación de emails donde introduces tu fichero de contactos y te dicen precisamente eso, los que son válidos y los que no (hay herramientas para todo lo que imagines pululando por la red). Eso está guay porque como no dejan de comer el tarro con lo buenas, buenísimas que son las newsletter, no dejo de darle vueltas a ponerme las pilas con eso y crear mi pequeñita base de datos, para el tema de los sorteos, de my little book box...en fin, un lío más. Porque a todo esto ¿qué podría yo contar en una newsletter? Quizás sólo un recopilatorio de los post de la semana y algún artículo que vea interesante, ya que el cacharrito ese de suscribirse por mail dejó de funcionarme y lo quité ¡yo que se! Si se os ocurre algo, soy toda oídos. Porque yo ganas tengo de todo, pero tiempo...

Pero es que para colmo hay más, y es que ahora que mi amiga Marián anda metida en un proyecto personal del que tengo la suerte de ser parte en la sombra con mi servicio de "coaching amistoso" (vamos, que me pide su opinión de esto o aquello y que la atiborro de enlaces de todo lo que pienso que le puede venir bien, y yo soy muuuu jartible), bueno, pues resulta que ahora que veo tantas monituras de blogs y que la moda de diseño blogeril van cambiando, se me ha antojado cambiar de nuevo el aspecto del blog y hasta me están empujando de nuevo a darle un nuevo giro a la gallina, con lo que me gusta y el cariño que le tengo a esta de Marián. A mi los cambios estéticos me cuestan muchísimo, pero oye, aquí en el blog le estoy perdiendo el miedo. Ahora me trago los tutoriales de Meisi y miro con deleite los diseños de otros blogs cogiendo ideas, tiempo, tiempo...

Volviendo a la newsletter ¡ay madre! tendría que aprender a usar MailChimp, menos mal que recuperé la cuenta de hotmail y con ella un curso de Mamá quiero ser Blogger que tenía allí guardado ;)

Ups, pero es que he visto un curso de photoshop la mar de accesible, los de Hello! Creatividad me encantan y el de Blogging ABC tiene una pinta estupenda, pero dice que no es para ti si eres un blogger veterano ¿se me puede considerar un blogger veterano? 

Y a todo esto ¿yo no me estaba alejando de este mundo de pantallas y teclados? ¿qué hago aquí que no estoy durmiendo. Seguiremos informando, cambio y corto.

26 de septiembre de 2014

Hoy leemos El Cambalache con My Little Book Box

Confieso que me equivoqué, cuando me llegó el mail de My Little Book Box proponiéndome El Cambalache de Ediciones Ekaré para el pollito recordé vagamente haber leído algo sobre ese título en La Colina de Puck, le pregunté a su jefa y me dijo que si, así que muy, muy segura de que estaría genial acepté la propuesta. Me equivoqué. Lo que hace un artículo, ella había hablado de Cambalache.
Cuando me di cuenta de mi error pensé que me había equivocado, pero me equivoqué de nuevo, porque resulta que, como siempre, la recomendación de My Little Book Box era de lo más acertada. No sólo nos ha gustado a nosotros, sino a todos los amigos que también la recibieron ese mes. Cuando hay mayoría es por algo.

El Cambalache trata el tema de los celos entre hermanos. No es que nosotros tengamos ese problema, pero si tenemos algún amigo con un poco de pelusilla, así que reconocer los sentimientos de la hermana mayor hacia su hermano no nos ha costado demasiado trabajo. 

La historia es muy divertida porque todos los protagonistas son animales humanizados. Allí los vemos a lo largo del libro en escenas en la ciudad, cada uno a lo suyo. Las ilustraciones están llenas de detalles divertidos y si te fijas bien verás cómo hay historias que van sucediendo en segundo plano. Todo un entretenimiento observarlas y montar nuestras películas en relación con cada personaje.

Los protagonistas son una cocodrila y su hermano y cómo ella que "lo odia", intenta cambiarlo por otro mejor, de ahí el título El Cambalache. Se suceden los cambios de hermanos en la tienda de bebés, pero cada uno es peor que el anterior, hasta que se da cuenta que tiene un hermano justo a su medida. Oye, eso de que ella misma intente buscar una solución a su problema también es un punto. 

Están presentes los halagos de la mamá al pequeño, los comentarios encelados de la hermana, la envidia por los besos apretados de mamá, ese sentimiento de hermana mayor que cuida a su hermano genial y el amor duplicado de la mamá hacia los dos. 
Nos paramos mucho en esta ilustración, observando las fotos y hablando de los sentimientos de la cocodrila antes y después de la llegada de su hermanito. Precisamente esa es una de las actividades que nos proponen, crear una cara con ojos y boca móvil para jugar a cambiar sus expresiones para transmitir distintos sentimientos. Me ha venido genial porque tenía guardada esta actividad en mi Pinterest desde hacía mucho y me lo han puesto fácil, fácil hacerla.

De las otras dos actividades de esta caja hemos hecho una, la tienda ambulante. Un puestecillo para jugar a comprar y vender, con lo que le gusta al pollito eso. Las caretas las guardamos para más adelante. Que las estoy acumulando para montar un teatrillo algún día con los amigos ^.^
Me gusta cuando los libros nos muestran emociones, nos ayudan a reconocerlas, a nombrarlas, a entenderlas. No en vano el Emocionario es uno de nuestros libros de cabecera. 

Y bueno, ya sabéis, si queréis probar My Little Book Box, aquí al ladito tengo mi enlace de afiliado, un descuentillo para vosotros y una pequeña comisión para mi y si queréis que os explique más de cómo funciona, sólo tenéis que mandarme un mail a lagallinapintadita@gmail.com

**********************


24 de septiembre de 2014

Falso helado de stracciatella

¿Conocéis alguna receta de trampantojo? Pues aquí una sencillísima, un falso helado de stracciatella que me enseñó mi amiga Conchi.

Tiene poca cantidad de ázucar y sus ingredientes y preparación son supersencillos. Para mi que cualquier niño a partir de cinco años podría hacerla solito y sentirse un pequechef y si no pueden hacerlo solos, al menos dejadlos que remuevan la mezcla, como el pato removía la sopa de calabaza y si salpican y manchan haced como el gato y la ardilla y no abráis la boca. Todo sea por que participen, se diviertan y tengan el orgullo de cocinarnos algo. 

Venga, vamos ¿qué necesitamos?
Podemos preparar el yogurt natural previamente en casa. Mi amiga María dice que mezcla 1 litro de leche entera y 1 yogur activia natural, lo deja fuera de la nevera y si hace calor lo tiene listo en un día. Parece fácil ¿verdad?

Ya tenemos el yogur y ahora ¿Cómo preparamos nuestro trampantojo?

Ya está. Sólo queda verter en las poleras y reservar en el congelador unas 12 horas. Un rato antes de comerlos, los sacamos del congelador para que se atemperen un poco, desmoldamos y ¡a disfrutar!
Imagen de helados de sandía sacada del blog Chin up y editada por mi.
Espero que no se moleste, pero si lo hace no tiene más que decirme que quite la foto.
Si no fuera porque no conseguí desmoldar ninguno en condiciones, eso si, bonitos o no dimos buena cuenta de ellos. 

Por aquí dejo un enlace a un post con más de 50 recetas de helados caseros y también algunas recetas de trampantojo

22 de septiembre de 2014

Cosas bonitas que descubrí en Instagram

Me encanta Instagram, quizás sea mi red social favorita. Asomarme a la vida/proyectos de otras personas, el mimo en las imágenes, en las composiciones, los colores, la luz. Se puede transmitir tanto con una imagen...

Siendo 100% visual, no es de extrañar que artesanos, tiendas y marcas la usen como escaparate. 

Me he topado con mucha gente creativa, emprendedora y hoy quería hacer un pequeño repaso por algunas de ellas. 

NAGALA Y CÍA @nagalaycia
Trabajos de encuadernación mimados al detalle y una sensibilidad especial. De mi tierra para más inri.

LALOLEblog ahora con su TO THE WILD @tothewild_es
El blog de Lalole es un imprescindible si te gusta la decoración y el diy. En su nuevo proyecto se centra en la naturaleza salvaje con detalles decorativos tan chulos como estos
EN LA CAJA AZUL @enlacajaazul
Ya conocía el blog de Pilar, su fotos, su gusto por las cosas bonitas, su creatividad, su buen hacer. Fue en Instagram donde conocí sus letras artesanales. No tardé nada en encargarle el nombre de David y ella menos aún en hacerlo.

DON FISHER @don_fisher
¿Como algo tan simple como un pesacado puede ser tan bonito? Pues todos lo son. Cada imagen de puñaditos de pescados son una delicia.

ETHYMATON @ethymaton 
En este caso, los artesanos no son ellos sino la artista de la que distribuyen sus láminas en España y Portugal, Ellen Ginggenbach.
Por la foto de una de sus láminas me adentré en el colorido retro de los diseños de Ellen Giggenbach. Me confieso fan absoluta de todos sus diseños. Desde su tienda online podéis haceros con algunas de ellas.

Estos son algunos de los que hacen mi vida más bonita sólo por compartir sus creaciones. Espero que os haya gustado mi selección. Otro día más

** Todas las fotos están sacadas de las redes sociales y blogs de cada proyecto.

19 de septiembre de 2014

Hoy leemos Estirar la pata o cómo envejecemos

Abuelos ¿porqué estáis tan calvos y arrugados?
Porque somos viejos. ¡De bebés, también estábamos calvos y arrugados!
Con esta pregunta empieza el libro Estirar la pata o cómo envejecemos de la editorial Destino. Esa es la excusa para que una pareja de ancianos hagan una regresión a su infancia y nos muestren cómo fueron pasando las diferentes etapas de su vida. 
En clave de humor, en lo que Babette Cole es toda una experta como ya comprobamos en Los animales me aterrorizan, vivimos los eructos de la infancia, el adios al pañal, las primeras palabras (vocabulario escatológico del que tanto gusta), el gateo, la escuela, los juegos, las travesuras, el amor, la universidad, las fiestas, los primeros trabajos, la boda, los hijos, la jubilación, la vejez y la muerte. Porque ni más ni menos así es el mundo, como el de las cucarachas "nacen, crecen, se reproducen y mueren"

Seguro que al leerlo, se parten de risa con la parte que ya conocen, la de la infancia que tienen tan cerquita, al verse reflejados en el libro. El pollito sintió curiosidad de nuevo por cómo nos conocimos su padre y yo y creo que se quedó un poco más tranquilo cuando vio que hay que vivir mucho y hacerse muuuuuy viejo para morir. 

Pero hete aquí, que el libro no termina ahí, no ¡después, a lo mejor nos reciclamos y nos convertimos en otra cosa! ¿En que nos reencarnamos? ¡Ahhhhhh!¡depende! ¿De qué depende? Del karma que tengas acumulado obviamente (¿Has leído el libro Maldito Karma ¿no? Hacedlo. Es muy ameno, divertido y oye, da qué pensar. Desde entonces no miro a las hormigas igual).

Un libro de los que nos gusta, de los de pasar un buen rato y suscitar montones de preguntas. Por cierto, aún no hemos leído Mamá puso un huevo. ¡¡¡¡¡¡¡¡Esther!!!!!!!!!!!
***********************************


17 de septiembre de 2014

El primero del último

Pasó el primer día de su último curso de infantil y no quiero dejar de recoger las imágenes de aquel día.
Lejos quedaron los llantos, los no quiero separarme de ti. Aunque no faltó su ya clásico "hoy no quiero ir al colegio" 
No se le puede pedir más a la cámara del móvil. al menos tenemos foto juntos.
Su camiseta DIY de última hora. Quería hacer juego con la bienvenida saludable
Una hora antes de entrar oficialmente estábamos en el cole echando una mano con la fruta para la bienvenida saludable. Me encanta verlo desenvolverse a sus anchas por allí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...