29 de agosto de 2014

Hoy leemos: La doncella, el vestido y el amor

Hoy leemos es un decir, porque lo leímos hace muchos meses, pero eso no importa.

El día de los enamorados le lancé un mensaje muy directo al gallo. Me encantaría que me llegara al buzón el cuento La doncella, el vestido y el amor de Tres Tigres Tristes y Raquel Díaz Reguera.

Después de haber alentado la ilusión enviado cuentos por correo (disfrazada de Duende del buzón) al pollito, a sus compañeros de clase y a un niño llamado x como ganador del sorteo que hice con Tres Tigres Tristes; no había cosa que me hicera más ilusión que esta vez fuera yo la que disfrutara de la magia de recibir el cuento en pequeñas dosis.

¿Que pensaba yo que el gallo iba a captar la indirecta? Pues NO.

Cuál fue mi sorpresa cuando al cabo de unos días los chicos de  Tres Tigres Tristes me pidieron mi dirección. Mentiría si dijera que no intuí para que era pero eso no importa. Al cabo de unos días llegó la primera entrega. Qué ilusión, qué delicia, qué experiencia.

Cuando por fín tuve todos los retales me puse a leer la historia en voz alta, también para el pollito. Él que se tapa los ojos cuando hay una pareja se besa en la tele, que ya está en la etapa de calificarlo como "asco", que hace morisquetas cuando oye hablar de amor...Una dama, un caballero, un corazón, un robo, Cupido...Qué atento estuvo.

La conversación que siguió después hizo que me riera a carcajadas y que me siga riendo al recordarla. 
¿Quién es Cupido? 
Es un dios que lanza flechas a los corazones de las personas para que se enamoren
¿Mamá, sabes que Robin Hood dispara las flechas mejor que nadie?
Ah si? Pues Cupido lo hace mejor, le dije para alentarlo
No mamá, Robin Hood es el mejor. Mira que disparó tan bien que todos supieron que era él, lo descubrieron. ¿Porqué no lo hizo mal para que no lo descubrieran?
Porque a veces cuando sabes hacer algo muy bien es difícil hacerlo mala posta.
Robin Hood dispara mejor que nadie
De nuevo entré a la carga. ¿Sabes David que a mi Cupido me disparó dos veces? (Me relamía de gusto mirando su cara)
¿Si mamá? no, ¿verdad que no? No digas eso
Que si David que si, me disparó dos veces
El ya con una risilla nerviosa imaginándome con el corazón atravesado de flechas. No mamá
Si David, que si
Que no mamá, que no, ¿verdad que no? 
Que si David, dos veces. Una cuando me enamoré de tu papá y otra la primera vez que vi tu carita y me enamoré de ti. (Alma mía, que mala fuí, pero no podía dejar de mirar sus ojillos entre asustados, divertidos, incrédulos...) Lo cierto es que lo acojoné. Perversa que es una a veces.
Mamá no hables más de eso. ¿Sabes que Robin Hood es el que mejor dispara flechas del mundo? 
Pues Cupido más
Ay mamá, no hables más de eso, que me da miedo (mientras se achuchaba a mi en busca de protección y yo me desternillaba de risa. Si lo se, muy soy maaaaaaaaala).

Volviendo al cuento, y como decía arriba, una delicia. Postal tras postal te quedas necesitando saber más, hasta que por fin completas el relato. Una historia de amor medieval, de artimañas y triquiñuelas. No se porqué me evoca a Rumpelstiltskin, el enano saltarín. 

Si queréis llevar un poco de magia a la vida de alguien, ya sea mayor o niño, sigo sin encontrar una forma mejor que los Cuentos por Correo.

Desde finales de Febrero lleva este post en borrador, hoy por fin lo he publicado, porque ha sucedido algo que me ha hecho darle al intro. Pero mejor lo cuento otro día, que si no sería demasiado largo.
**********************


25 de agosto de 2014

¿Puede el móvil para ayudarte a ser más feliz? AlwaysBHappy

Cuando me propusieron hablaros sobre una app para móviles pensé: ¡bua! eso no va conmigo. Salvo las que uso para editar fotos y las de las redes sociales no tengo ninguna más. Pero cuando leí el nombre de la app en cuestión me picó la curiosidad: AlwaysBHappy. (Algo así como "se siempre feliz")

"Es una aplicación que te propone pequeños retos o tareas del día a día para ayudarte a ser mas feliz y encontrarte mejor contigo mismo".

Entré en su web"BHappy te plantea un gran reto, dedicar unos minutos a diario a aumentar tu nivel de felicidad; si no lo haces tú... ¿quién lo hará si no?"

Pintaba bien, quería saber cómo funcionaba y como es gratuita me la descargué fácilmente desde el enlace a Google play en la propia web de AlwysBHappy. Llevo desde entonces usándola, como dicen ellos "dedicando unos minutos diarios a aumentar mi nivel de felicidad, porque si no lo hago yo...¿Quién lo hará si no?"

Soy de las que de lo primero que hace al despertarse cada día es mirar el móvil (Nivel de enganche de 0 a 10, 9 podríamos decir). Ahora, cada mañana me encuentro con la propuesta para ese día. Cosas sencillas que me motivan a centrarme en ser un poquito más feliz.

Dar más besos hoy de los que diste ayer.
Decirle a cinco personas a las que quieras que las quieres.
Revisar tus sueños y avanzar en alguno
Dar un abrazo a cuatro personas diferentes
Pedirle a alguno de tus mayores que te cuente algo de tus antepasados
Pedir consejo sobre eso que te preocupa

Si quieres ser feliz, si realmente quieres intentarlo, AlwysBHappy te ayuda, te va guiando y motivando.
Recuerdo que mi madre tuvo durante años tuvo pegado en la puerta de su armario un cartel que decía: HOY SOLO POR HOY...y a continuación cosas del tipo...

Voy a contar hasta 10 antes de contestar cuando me enfade
Voy a sentirme agradecida por tener un trabajo
Voy a ver el lado positivo de las cosas...

Ese papel colgado con una chincheta era su app, tal como esta, pero en papel y tinta. Ese escrito me marcó y desde pequeña soy de ir día a día. Intento no fijarme plazos más allá de 24 horas porque me entra el agobio y me vengo abajo. Que este sea el tipo de propuestas de AlwysBHappy me viene como anillo al dedo. 

Aunque tengo que confesar que me estresa un poco que se vaya terminando el día y no haya cumplido mi reto. Entonces shhhhh no se lo digáis a nadie pero a veces hago eso que no se debe hacer...trampas (Qué tontería ¿verdad? ¿a quién querré engañar?). Quizás a la propia app, porque cuando vas cumpliendo retos te motivan a continuar con un trofeo ¿y a quién no le gusta un premio? Si, lo se totalmente absurdo.

Ahora me he autorretado a ser "dispersora" de felicidad y voy a intentar compartir mis retos diarios en las redes sociales. A ver si más gente se anima a intentar ser un poco más feliz cada día y vamos sumando y sumando felicidad entre todos para compensar la cantidad de mierda que hay en el mundo. En esa línea va este post también, a daros a conocer esta aplicación gratuita que seguro que, como si de un entrenador personal se tratara, os dará un empujoncito para ser un poco más feliz cada día. 

¿Qué?¿Os animáis a ser un poco más felices cada día?
PD. Lo único que cambiaría de la app es que "tuviera memoria". Me explico: tuve un problema con el móvil y se me desinstaló la aplicación. Tuve que volver a descargarla y ¡¡horror!! tenía que volver a empezar de nuevo. No recordaba las 10 retos anteriores ;(






22 de agosto de 2014

Hoy leemos: Melric, el mago que perdió su magia

¿Qué pasaría si hubiera un ser que hiciera todas las cosas por nosotros, que se ocupara de todas nuestras tareas? Que nos convertiríamos en unos inútiles incapaces de hacer nada de nada.

Mismamente de eso trata Melric, el mago que perdió su magia de la editorial Ekaré que llegó a casa en una de nuestras My Little Book Box. Ya sabéis, esa caja que te trae el carteo una ve al mes con un cuento, una guía didáctica para exprimirlo y los materiales para realizar tres actividades manuales relacionadas con el cuento.
Un mago que no sólo cumple todos los deseos del rey, sino que además, con su magia, lleva a cabo todas las tareas cotidianas de los habitantes del reino. Puede que para él, con su magia, fuera fácil hacerlo todo, aunque imaginad lo ocupado que estaría todo el día. Ese era Melric.

Pensad en los aldeanos...el carpintero que no sabe clavar un clavo, la mujer que no sabe cocinar, la otra que es incapaz de tejer, el carnicero que no es capaz de identificar la carne que le pide su cliente, el que quiere pescar con una cacerola como cebo, el agricultor que no sabe guiar el arado, los leñadores que se tiran los árboles encima, los soldados que tropiezan a desfilar, el ganadero al que se le escapan las vacas...nadie sabe hacer nada porque Melric siempre lo hace todo, y cuando pierde su magia...un auténtico desastre.
¿Alguien reconoce esta situación? ¿Alguien se ve reflejado? Imagino que si y es que los padres a veces, muchas veces, tendemos, por rapidez, por comodidad, por evitar una trifulca, a hacer por nuestros hijos cosas que ellos son perfectamente capaz de hacer solos. En realidad les hacemos un flaco favor con esta actitud. Eso es lo que con humor nos muestra este libro.

Al pollito le ha abierto los ojos. Mientras lo leíamos iba notando cómo se daba cuenta del paralelismo; cómo tantas veces me pide que haga algo por él y yo me niego y lo animo a que lo haga el mismo (cuando se que puede): vestirse, recoger sus juguetes, el temido momento caca, lavarse los dientes, ducharse, secarse, peinarse, hacerse cargo de las cosas que elige llevarse a la calle...Y es que poquito a poco debemos empujaros a ganar autonomía, por su bien, como sabiamente le aconsejó el gran Kra a Melric. 

"Les has enseñado a depender de ti, y cuando les fallas, no saben hacer nada por si mismos. Eso no es ayudarlos"

Las ilustraciones están llenas de detalles divertidos que potencian el mensaje. Son realmente interesantes las diferentes perspectivas que mezcla el ilustrador. Todo un galimatías irreal que se entiende perfectamente y lo que es mejor aún, que pasa casi desapercibido. 

La gente de My Little Book Box nos proponía hacer un disfraz de mago, para sentirse Melric (había visto el de su amiga Abril y no se porqué le parecía que era mejor que el suyo) y sorprender a la familia con un truco de magia visual, unos taumatropos que a David lo dejaron eso, sorprendido, maravillado.
La última propuesta es hacer una cometa decorativa, pero esa, como otras actividades de My Little Book Box están esperando a las frías noches de invierno.

Recuerda que si quieres suscribirte a My Little Book Box puedes hacerlo con un descuento a través del enlace de la columna de la derecha (sólo tienes que pinchar en el) o usando el código promocional GALLINA. 
************************


20 de agosto de 2014

Casa llena. Corazón vacío

Cuando tienes una casa pequeña para tres piensas que no cabe un alfiler más, sin embargo un día, con voluntad, se llena aún más. El salón pasa a ser una supercama, cada habitación un dormitorio. Así si que está la casa llena. Así si que está mi corazón contento.
Ethymaton
No es sólo llena de gente, es sobre todo llena  de cariño. Porque cuando pasas unos días con amigos, amigos de verdad, de esos que por circunstancias viven lejos lejos y no puedes disfrutarlos todos los días, el estar juntos es lo que importa. Lo de menos es cómo dormir, las colas del baño, poner un lavavajillas tras cada comida, que en cada rincón haya juguetes o sentarte en un taburete. Nada de eso importa, lo que cuenta es que estáis juntos y no te importaría estar así muchos días más. Todo lo contrario, querrías estar así muchos días más.

El desayuno. Un simple paseo por la ciudad. Una cervecita en el bar de abajo. Una sesión de cine siestera en ese super salóncolchón. Una rica pasta. Un bizcocho delicioso. Una minisesión de manicura. Un paseo por el parque. Una noche de picnic...

Hemos pasado unos días estupendos. Tranquilos, sin prisas, sin planes turísticos, sin nada más que hacer que disfrutarnos y me ha encantado. Me he sentido tan bien, que cuando se han ido, me he quedado como mi casita, vacía. 

Sólo pienso en cuando podremos volver a estar juntos, cuando podremos volver a estarlo todos, porque eramos todos los que estábamos pero no estábamos todos los que somos. Quizás algún día sea posible. Imposible imaginar cómo de feliz sería entonces.

18 de agosto de 2014

Los abuelos

En estos cinco años, sólo tres noches se fue a la cama con la abuela en vez de con nosotros y nunca fue por iniciativa suya, sino nuestra, por salir en esas tres ocasiones especiales. Tal y como lo dejábamos y aún sabiendo que después se le pasaba, la verdad, no nos compensaba ni a su padre ni a mi. Muchos pensarán que a base de repetirlo acabaría acostumbrándose, pero nosotros creíamos (y hemos confirmado) que no había necesidad ninguna de hacerlo sufrir de ese modo. Esta etapa pasaría como las demás y pasó.

Mira que mi madre lo había invitado veces a dormir con ella, pero nunca había querido, hasta ese día, que se autoinvitó. A mi madre casi le da un pasmo, como al gallo y a mi misma, pero todos reaccionamos la mar de bien, así, como si no fuera un hito en su pequeña vida.

Será que tiraron los colchones al suelo del salón, pusieron sábanas a juego, cogieron cada uno un peluche y se quedaron viendo dibujos animados hasta las cuatro de la mañana, será porque se despertó cuando quiso, desayunó lo que le apeteció, jugaron a todo como dos niños, se fueron a almorzar a su sitio favorito y luego al cine de estreno. Será porque fue consentido y mimado. Lo cierto es que le encantó. ¿A quién no?
Pinterest
¿No debería ser ese el rol de los abuelos? Mimar, consentir, disfrutar de los nietos. Ya nos criaron a nosotros, ya asumieron el papel de padres, de educadores, ¿no les toca cambiarlo por otro más liviano?
La pena es que a veces, las circunstancias no lo permiten, porque por ayudar en la inexistente conciliación, terminan pasando más horas con sus nietos de las que estos pasan con sus padres, más de las que ellos mismos pasaron con sus propios hijos. Y casi terminan convirtiéndose en "padres", en educadores, además y lo que es peor en sirvientes de sus propios hijos.

Escuchaba el otro día a un abuelo, que había llevado a su nieta de unos dos años un Domingo a la piscina, comentar la lista de tareas que la madre de la criatura le había mandado hacer y cómo se había pasado la mañana de lugar en lugar con la pequeña cumpliendo los encargos. Al llegar allí, ya cansado, había tenido que bañarse con ella, porque no lo hiciera sola, no sin antes echarle la crema protectora. Era algo pegajosa y cuando fue a lavarse las manos, se dio cuenta que hacía espuma; al ponerse las gafas y leer el envase, constató que no era crema solar sino gel de baño...ya se explicaba con la de veces que le había aplicado la crema el día anterior, porqué la niña se había puesto tan morena. 

Espero que la anécdota quedara en eso y no terminara en un tirón de orejas para el abuelo, por haber tenido la culpa de que la niña se quemara un poquito. Pobre hombre, demasiado.

¡Hasta las cuatro de la mañana viendo dibujos animados! Pobre de mi madre, demasiado


15 de agosto de 2014

Hoy Leemos Dorothy, una amiga diferente y sabremos quién es el ganador de Olé Sevilla

Este veranos una amiga y yo hemos tenido la idea de hacer un "trueque vacacional de libros de los peques". Les hicimos fotos, nos las enviamos y elegimos los libros para el préstamo, como si de una biblioteca se tratara.

Uno de los que se vino a casa fue Dorothy, una amiga diferente, de Cuentos de luz, al igual que Mamá se va a la guerra, del que ya hablamos cuando lo hicimos del cáncer de mama.

El libro nos cuenta la historia de amistad de Dorothy y ..., no sabemos como se llama el personaje que hace de voz, la otra parte de esta pareja de amigas. Lo que si sabemos es que Dorothy y ella son eso: amigas, muy amigas.

Una habladora, la otra callada, una grandota, la otra pequeña...más allá de las diferencias, se aceptan, se divierten juntas, se compenetran, son felices.

La otra cara de la realidad, el rechazo al diferente, las otras "amigas" de ...excluyentes, hirientes, desagradables.

Qué fácil ha sido para el pollito reconocer los sentimientos de Dorothy y su amiga ante la actitud de las otras. Eso está bien, hacerles ver que las diferencias no importan si lo que nos une es más grande; que no importa lo que opinen todos si nosotros somos felices. Y que en realidad, incluso el ser que parece tan diferente, no lo es tanto, porque siente igual que nosotros. Un buen mensaje.

*************************

Y ahora, redoble de tambores para saber quien ha sido el ganador/a del ejemplar de Olé Sevilla que cedió Kokoro. 
Pediros perdón porque había que rellenar cuestionario que misteriosamente desapareció casi al final. Sea como sea todos los que comentaron han entrado en el sorteo, y la ganadora ha sido...

  • Mamá desde un tercero

¡Enhorabuena! 


13 de agosto de 2014

Pon una piedra en tu puerta

En mi casa nunca, jamás en la vida hace corriente. Sin embargo dos de las cuatro puertas tienen un tope para que no se cierren con el aire.
Sin duda una reminiscencia de casa de mi madre, donde incluso había un tabique agrietado de los portazos.

Peeeeero había visto una piedrita tan mona que la quería para mi. Pensé en hacer un cojín pero al final mantuve la idea original e hice un tope para la puerta de la habitación nueva de David.

Bien podría usarse de cojín terapéutico de esos que se meten en el microondas y te pones en las zonas doloridas, porque lo rellené de lentejas, pero no, es una 
Dos telas, porque sentí la necesidad de hacer la piedrecita a modo de relleno y la funda gris, para poder  desenfundarla y lavarla sin problemas.







LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...