Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

22 de mayo de 2015

Hoy leemos Libros sobre mudanzas

Llevo toda mi vida en la misma ciudad, en el mismo barrio, en el mismo edificio casi. Nunca se me ha dado el caso de los miedos e incertindumbres que te debe generar una mudanza, un camio de casa, de barrio, ambiente, de amigos quizás. Imagino que dependiendo de la situación y del carácter de la persona lo mismo no se le presenten esas emociones. Quizás todo es ilusión, emoción, alegría, no lo se. O quizás se de siempre una mezcla de ambos inclinado más hacia un lado u otro.

Me gusta echar mano de los cuentos para hablar de situaciones con las que nos vayamos encontrando, No sólo me gusta a a mi. Hace unos días una mamá pedía en redes soiales recomendaciones de cuentos sobre mudanzas preocupada por la suya inminente y cómo le afectaría a su hijo. 

Con la ayuda de los amigos facebookeros he elaborado este recopilatorio por si le sirve de ayuda a alguien



Mi nueva casa Otto se muda a villacuadrado 
Bruno cambia de casa
De mudanza por primera vez
El camino de Amelia
Moving planet 
999 hermanas ranas se mudan de charca

Si conocéis alguno más y queréis recomendarlo dejad un comentario y editaré el post para incluirlo. Esto de hacer listas colaborativas como las de Spotify es genial. Gracias a los que habéis hecho aportaciones.


18 de mayo de 2015

¿Quién lo diría? Mi amor

Hoy es nuestro día, su día. Hace ya seis años que comenzamos esta aventura. Seis años desde que me convertí en madre yo que no quería tener hijos ¿quién lo diría?

Ando estos días melancólica. Qué rápido han pasado. Ya ni me acuerdo de los primeros días. Cuantas primeras veces desde entonces. Cuantas miles de repeticiones. Se me olvidan millones de cosas, detalles del día a día.

¿Cómo puede ser posible que el amor siga creciendo día a día? ¿Cómo es posible no llegar a explotar de tanto amor? Cuando parece que ya no se puede amar más llega un nuevo abrazo, una caricia, un beso un "te quiero tanto" y el amor sigue aumentando.

A veces me gustaría que fueras más como otros. Con las ganas de aprender de J, con la obstinación de E, con el incorformismo de A, con la simpatía de M, con la creatividad de P y sin embargo ERES PERFECTO PORQUE ERES TÚ. No te amaría más siendo de otro modo. Eres cariñoso, simpático, payaso, charlatan y chulillo, un poco flojete también ¿porqué no decirlo? generoso, acogedor, ingenuo y sobradillo, amigo de tus amigos. No me gustan las etiquetas, pero ahí van muchas de las que te definen.

Me da vértigo mirar hacia adelante, pero más aún no poder hacerlo. Eso nunca. En nada comenzará una nueva etapa, subirás una planta. Qué de cambios se avecinan, también en casa.

Me gusta la persona en la que te estás convirtiendo, con sus virtudes y defectos. Cada día es más fácil todo. Compartir charlas y momentos. Atesorando recuerdos que iré olvidando, acumulando viviencias que no recordarás. Nos pasa a todos, es lo normal. Quiero creer que desaparecen de la mente pero no del corazón. Se que lo sientes, se que lo sabes, me lo preguntas mil veces. Te quiero mil millones de trillones de idas y vueltas a la Luna. Más que a nadie






15 de mayo de 2015

En marcha el Primer Encuentro #hoyleemos en Sevilla

Hoy es viernes, me voy a saltar la reseña para ir directa al grano del #hoyleemos, esta vez en forma de encuentro. ¿O quizás debería decir encuento?

Si leísteis cómo vivimos el Primer Encuentro #Hoyleemos en Mallorca Market sabréis que entonces me comprometí a organizar uno en Sevilla, sin embargo, la reorganización de la vida y las prioridades fueron haciendo que me alejara un poco de las redes sociales, que bajara la intensidad de publicaciones aquí y que en general me llevara a centrarme más en la vida 1.0. No tenía ganas de meterme en líos, lo confieso, pero los que me conocen saben que soy de mente inquieta y viendo el segundo encuentro que organizaba Bea en Madrid y estando al tanto de los preparativos del #hoyleemosalicante que organizaba mi amiga Inma, al final el querer hacer se impuso y me tiré a organizar el Primer Encuentro #Hoyleemos en Sevilla.

Llamémosle casualidades, llamémosle energías, todo confluyó para que Ara de La Colina de Puck y yo volviéramos a darnos la mano en la organización del encuentro. Desde siempre estuvo claro que lo haríamos juntas el Primer Encuentro #hoyleemosenSevilla.

De un día para otro teníamos fecha Sábado 30 de Mayo y encontramos en sitio perfecto, La Esquina Azul, una cafetería-bar-sala de eventos con una interesante propuesta cultural  que había abierto hacía poco sus puertas en la calle Macasta en pleno centro de Sevilla. Un espacio amplio y diáfano donde organizan exposiciones, microteatro, conciertos, cuentacuentos, talleres, proyecciones de cine...que además cuenta con una sala cerrada donde los niños podrían tener su propio espacio durante el encuentro. No tuvimos que buscar más, su disponibilidad fue inmediata y así nació #hoyleemosenlaesquinaazul, una mañana en las que los usuarios del hastag #hoyleemos se reunan con sus familias en torno a los libros igual que hacen cada día a través de una pantalla.

Gracias Celia por el diseño


Rápidamente montamos el programa en nuestras cabezas basándos en la buena experiencia del Primer Encuentro que organizó Bea. Teníamos que comenzar a realizar los contactos pertinentes. 

Taller para padres, entretenimiento para los niños, cuentacuentos, librerías patrocinadoras, asistentes, colaboradores... 

Y ahí seguimos, contactando, proponiendo, cerrando colaboraciones y sorpresas, poniendo todo nuestro empeño en que sea un bonito encuentro. Interesante y motivador para todas las partes.

Desde que lo compartí en Instagram el pasado lunes ya hay muchas usuarias (de la etiqueta #hoyleemos) inscritas y varias personas que sin estar vinculadas les ha parecido interesante y querrían asistir, pero el aforo está ajustado y es por invitación, es por eso que los usuarios del #hoyleemos tendrán preferencia. Por eso os invito a sumaros a la iniciativa #hoyleemos compartiendo vuestras lecturas en familia en Instagram y otras redes sociales. ¿Te animas a mostrarnos lo que leéis en casa? ¿Te apetece pasar un rato encuentado con nosotros?

Inscríbete enviando un mail a lagallinapintadita@gmail.com indicándo tu nombre, tu nick en Instagram o en la red social donde compartas tus #hoyleemos, el enlace de tu blog/web si es que tienes y el número de niños que asistirá contigo y sus edades y nos pondremos en contacto contigo.

Y tu ¿serás de los que vivan el Primer Encuentro #hoyleemosSevilla?





14 de mayo de 2015

Harto de la escuela

¡¡¡Estoy harto, estoy harto de hacer tantas fichas!!! Todo el tiempo haciendo fichas, solo dos ratitos muy pequeños jugando y el patio muy poco tiempo. ¡¡¡Es que no jugamos casi nada!!!. Casi nada. Sólo fichas y fichas. Todo el tiempo coloreando, o escribiendo las letras, ¡¡Que ya se colorear!! Que yo aprendería más jugando y no jugamos casi nada. Asi en bucle
Cuando tu hijo se expresa así nada más abrir los ojos una mañana sabes que algo no va bien. Así fue hace un par de días. Lo peor de todo es que yo no podía más que escucharlo y decirle que si, que lo entendía, que pensaba como él, que creía que tenía razón, que trabajaban mucho, que jugaban poco y que aprenderían más y mejor estando menos tiempo sentados y mucho más jugando. Es duro decirle pienso como tu pero no puedo hacer nada, es lo que hay. 

Habla con la seño, me dijo. Lo haré, pero ¿para qué? para nada, es lo que hay, nada va a cambiar, lo se y es triste y es duro saberlo. 

¡¡¡Me niego, me niego, no voy a hacer más fichas!!! se lo voy a decir a la seño ¡¡¡me da igual que me riña, no me importa que me castigue!!! Sigue siendo triste y duro, a la vez que satisfactorio oirlo expresarse así. Saber que es capaz de decirlo que piensa, lo que siente, de oponerse. No tengo claro que lo haya hecho, ni que lo vaya a hacer, hablar con la seño odigo, orque dos días más tarde ha vuelto a decirlo: Hoy se lo voy a decir a la seño, que no hago más fichas. *

Retrato Steve Eichenberger 

Se que en parte es su percepción del tiempo, se que no es del todo real, pero también se que tiene mucha, muchísma razón. No necesita colorear y colorear fotocopias, ni hacer sumas y restas, no necesita saber leer, ni escribir. Ya tendrá tiempo, como todos lo tuvimos cuando empezábamos a aprender más tarde. Aquí estamos todos "sabiendo".

Me duele verlo y sentirlo tan desmotivado cuando recién está empezando su etapa escolar. Nadie debería sentirse así con cinco años. Quizás sea una etapa, quizás sea la profesora, quizás sea que él es así "flojo", ese es otro tema. 

No es fácil reconocer que tu hijo tiene esos sentimientos, que no quiere leerse el libro que le toca, ni hacer el dibujo en casa, que no le interesa buscar información del proyecto que toque, que no quiere coger un lápiz en casa ni hacer un simple dibujo. Que se queja del exceso de esfuerzo que tiene que hacer en el cole. No es fácil porque entonces, a los ojos de todos (y a los mios incluso), lo que le pasa a tu hijo es que es flojo, que no quiere esforzarse, porque los demás niños no se quejan y el tuyo si. Y sin embargo se que no es así porque no dejo de leer sobre el tema. No es un problema sólo de mi hijo, es el sistema el que falla. No puede ser de otro modo cuando hay todo un moviento de quejas y anhelos de cambio **

*  ** Siento una mezcla de orgullo y de miedo.

El curso va terminando, ya no queda nada. Comenzará una nueva etapa llena de incertidumbres. Crucemos los dedos. Haremos lo posible desde casa para que sea capáz de centrarse en todo lo positivo del colegio. Sobre todo en que a pesar de todo es feliz allí cada día.





11 de mayo de 2015

Mayo EL MES

Si tuviera que quedarme con un mes del año sería este. Después del "parón" de Semana Santa y Feria, llega Mayo cargado de opciones de ocio cultural familiar, por llamarlo de algún modo. Tantas que cuesta planificar los fines de semana, tantas que no sabes para donde tirar porque todo coincide, que quisieras desdoblarte para no perderos esto o aquello, que todo quisieras disfrutarlo. Sabes además que en nada llegará Junio y con el cambio de mes el parón total. Aletargados casi hasta Octubre, que en verano esto se convierte en una ciudad fantasma en la que poco más podemos hacer que resguardanos del calor, ir al cine de verano, a la piscina o a la playa y para colmo de males cuesta encontrar amigos con los que compartir lo poco que haya.

Mayo con la Feria del Libro, con el Festival del Títere. Mayo con LaTeatral, con el Lilifest. El Festival de Magia Ciudad de Sevilla, las Cruces de Mayo y de las actividades habituales de cada mes (cuentacuentos, talleres...), por no hablar de las bodas, comuniones y bautizos y del cumpleaños del pollito. Mayo, con esa otra cosa de la que andamos pendientes y que aún no podemos contar.



Quemando el cartucho del año, que podría terminar ahora y comenzar en Septiembre, estos meses de enmedio los podemos obviar. 

Y por cierto, me doy cuenta de que estamos ya a 11 y que el mes se nos va. Voy a seguir con la agenda no se me vaya a olvidar esto, aquello y lo de más allá, que la vida son dos días y queremos disfrutar.

8 de mayo de 2015

Hoy leemos La gran mamá hace el mundo

Sin entrar en el existe dios o no, si venimos del mono o de los extraerrestres, suponiendo que alguien todo poderoso nos hubiera creado, dejando a un lado quién habría creado a ese alguien, apartando todo ese ruido sienta bien, en un mundo de dioses masculinos encontrar un libro que otorga a un ente feminio la creación de la vida. No sería más lógico que así fuera. Aunque mezclar lógica y religión no tenga ningún sentido.



Ese es el planteamiento de La Gran Mamá hace el Mundo, una adaptación sui géneris del Génesis, la creación del universo según el cristianismo. Escrito por Phyllis Root, ilustrado por Helen Oxenbury y publicado por Kókinos, nos ofrece una visión maternal de la creación.

Es una mujer-madre poderosa en su papel de diosa, cariñosa y cotidiana en su papel de madre, que crea el cielo y la tierra, los animales, la vegetación, los seres humanos, a la vez que se ocupa de su bebé, hace galletas, lava la ropa,, que se siente sola y cae rendida al llegar el sueño. Un poco como cada una de nosotras. Una diosa cercana que cria y crea desde el amor, que no se anda con tonterías y se arremanga la camisa para ponerse manos a la obra.



Las ilustraciones son muy dulces. Transmiten la bondad de esa mujer con su cuerpo levemente rollizo, su mirada afable y su sonrisa amable. El bebote, un amor con cara de felicidad que acompaña a su madre en su ardua tarea de creadora. 



En casa, sin apego a ninguna religión, nos ha gustó muchísimo. Yo disfruté pensando que esta versión me gustaba más y el pollito, sin ninguna base previa de comparción se quedó simplemente con una historia bonita, tan imaginativa, improvable o real como cualquier otra.



3 de mayo de 2015

Mamá no te escondas


Hoy, Día de la Madre, me sumo a la iniciativa ¡Mamá, no te escondas! propuesta por Misión: Mamá Ninja, Pau Almuni, Un papá como Vader, Joaquín Montaner y La parejita de golpe con el fin de que mamás, papás y comunidad en general apoyemos a una lactancia respetuosa. ¿Cómo no iba a hacerlo un día como hoy, con un tema como este?

En estos casi 6 años de lactancia de David nunca me he escondido, es más, nunca se me ha pasado por la cabeza hacerlo ¿porque debería?. No le hacemos mal a nadie, a nadie involucra más que a nosotros dos. ¿Alguien puede molestarse? Es SU problema.

Parece que en un mundo en el que el pecho de la mujer sirve para anunciar coches, perfumes, detergente o cualquier cosa; en la que estamos más que acostumbrados a ver pechos turgentes, hay a quien le choca o incluso le molesta ver a una madre usando sus pechos para lo que son por naturaleza, lactar. Es un contrasentido, un absurdo.

Si ellas pueden salir en las portadas de Interviu ¿porque no podría una madre dar de mamar en el parque?

No te escondas mamá, no hay nada malo en ello, al contrario, siéntete orgullosa. Eres poderosa, nutres a tu hijo con comida y amor y eso es un don maravilloso de entrega absoluto.  Disfrútalo. Son momentos únicos. Serán decenas, cientos o miles de ellos, pero un día terminarán. Os quedarán a ambos el recuerdo de las miradas, los abrazos, el olor, el sentir de la entrega, de la conexión única que sólo TÚ puedes tener con tu hijo. Eres única y especial aunque no lo creas.

Si alguien te increpa por lo que haces, no te escondas mamá, levanta la cabeza. Desafía. Es vuestro momento, vividlo.

#mamanoteescondas