20 de marzo de 2012

Hoy leemos Cuando estoy enfadado

¿Recordáis lo agobiada que estaba hace unos días con el tema de las rabietas de David?
Es que esos días estaba totalmente desbordada. 


Pues no sabéis cómo ha cambiado la película. A veces lo olvido, pero todo pasa, lo bueno y lo malo. Todo. 

Pocos "explotidos" son los que tiene últimamente el peque. 
Como ya os comenté nos está sirviendo ofrecerles otras cosas para hacer en vez de pegar o dar patadas cuando se enfada: besos, abrazos, ponerse a bailar. Mientras más enfadado más grande el beso y el abrazo  que debe darnos y más loco el baile, ya se lo sabe y lo hace encantado y con una fuerza que asusta. También cuando le da por pegarnos por un enfado, nos da resultado abrazarlo diciéndole que el enfado se pasará y pedirle que nos explique porqué se ha enfadado y si se siente triste por ello.

Mamá de la peque (por cierto, Mamá de la peque, me gustaría poder leer tu blog, si lo tienes a bien, invítame) nos recomendó el libro Cuando estoy enfadado de Trace Moroney y publicado por Ediciones SM. Está dirigido a niños de 3 a 5 años.
Se trata de una colección de 6 libros donde un conejito explica cómo se siente en diferentes estados de ánimo: triste, amable, solo, enfadado, miedo y contento. Se trata de expresar distintos estados emocionales para poder ayudar a los niños a reconocerlos y saber gestionarlos. 
Las páginas del libro tienen algunas texturas y relieves, invitando a tocar las páginas y el conejito es suavito, suavito.
Al final se incluye un pequeño apartado dirgido a los padres con indicaciones sobre la autoestima del niño y su importancia para su desarrollo.
Dio la casualidad de que en la librería que lo encontramos tenían toda la colección, así que le pude echar un vistacito a todos. Además de Cuando estoy enfadado, también nos trajimos, por contraposición, Cuando estoy contento. Nos está resultando muy beneficioso leerlo. El primer día que se los enseñé, directamente me dijo que el del enfado no le gustaba, así que empezamos por el de contento y después seguimos con el enfado. Los estuvimos comparando, expresando lo mal que nos sentíamos enfadados y lo feliz que nos sentíamos cuando no estábamos así y nos paramos mucho un algo que hace el conejito en las dos ocasiones: saltar. Le entran ganas de saltar cuando se enfada, pero también cuando está contento, pero qué caras más distintas.

También en esos días tuve la suerte de asistir al taller de Yolanda Gonzalez sobre "la agresividad infantil", donde Yolanda en un par de horas nos supo transmitir tanto:
La necesidad de empatizar con ellos en todas las situaciones, saber utilizar el tono emocional, entender que a veces no nos entienden (porque no pueden hacerlo, no porque no quieran), conectar con su necesidad,  utilizar el juego para todo, observar antes de intervenir, no juzgar, acogerlo cuando está "ofuscado", "enfadado", conectar con su emoción y nombrarla y no coartar su necesidad de descargarse. Ese es el sentido de los besos, los abrazos y de bailar. Canalizar esa energía que le inunda, permitir que salga pero transformándola en algo que nos haga sentir bien a todos.

Ya os digo, todo va mucho mejor ahora. Sigue tan cariñoso como siempre con sus amigos y con los papás de sus amigos, pero también está super-cariñoso con nosotros. Nos dice: Ven que te voy a dar un beso. ¡Ayyyyy, que te quiero!. 
Si empieza a querer pegarnos, le pregunto: ¿Tienes ganas de pegar? ¿Pues que tienes que hacer? Darme un beso y un abrazo. Y parece que te va a arrancar el cuello y aplastarte la cara de tanto apretar.
¿Tienes más ganas de pegar? Pues dame otro abrazo...
Si se enfada, después de acogerlo nos dice:  Ea! Ya se me ha pasado. Y si ve a otro niño enfadado, después de un ratito le pregunta ¿Ya se te ha pasado?.

En definitiva, estos días está ENCANTADOR, pero mi mente me dice, aprovéchate, que esto también pasará.






14 comentarios:

  1. Muchisaimas gracias por la recomendacion de los libros!!! Me los apunto! El taller estuvo genial verdad? Tengo un post pendiente pero no se como plantearlo, en fin a ver... ;e aro de que el peque estlegé mejor con vosotros, con el resto siempre ha sido un solete. Muchos besos, oye ayer os echamos de menos

    ResponderEliminar
  2. Ya había leído algo sobre esos libros, me parecen una herramienta genial. Yo también llevo unos días de menos pataletas, pero como bien dices al final, hay que aprovecharlo, que todo pasa, jejejeje...Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que toda la colección es muy interesante

      Eliminar
    2. Me alegro un montón que la cosa haya mejorado.

      Besos, besos y más besos.

      Sara lo que hace es agarrarme la cara para poder pellizcarme. Y yo la deja tranquilamente en el suelo. Cojo algún muñeco o animal que tenga cerca y le empiezo a dar besos y cariños. En seguida ella corta su rabieta se acerca y nos abraza.

      Un besito

      Te invito a mi blog. Aunque ahora esté un poco desaparecida.

      Eliminar
    3. Es que no sé como llegar a él!!!!!!

      Eliminar
    4. Te lo mando por mail. q esta muy perdido

      Eliminar
  3. Me alegro mogollón de que hayáis resuelto de una forma tan bonita lo de las tortas. Cambiar tortas por besos...me encanta!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, que a veces no funciona. Se encierra en decir tonta y ni beso ni abrazo ni na, pero son las menos

      Eliminar
  4. estaba buscando este libro y me encuentro con tu entrada!!!
    Nosotros tb estamos pasando por una época de muchos enfados, incluso de pegarnos, de la rubia. Estaba viendo de coger este libro, pero viendo que os ha ido bien lo encargo del tirón! pensaba coger tb el de cuando estoy triste de la misma colección, pero leyendote he pensado que mucho mejor el de estoy contento...
    Por ahora a la rubia no le sirve eso de un abrazo!! cuando se le ha pasado el enfado te dice que si, que eso es lo que hay que hacer, pero enfadada no atiende a razones...

    A ver como nos va con ellos... Gracias por la entrada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que os ayude como a nosotros. Ya sabes que los cuentos son una forma fantástica de trabajar las emociones y en realidad cualquier cosa ;)
      Besos Pilar

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...