Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

30 de diciembre de 2013

Caja de libros navideños + SORTEO = Navidad de cuentos

Casi dos años hace que conté por aquí que pondría en práctica la idea de Begoña de Tea On The Moon de la caja de libros de temática navideña.

Tres navidades, tres, me ha llevado hacerme con la caja perfecta a la que ir incorporando libros especiales para estas fechas.
El primero fue Cuando a Matías le entraron ganas de hacer pipí la noche de Reyes, el año pasado llegaron Sueños de Nieve y Bruno quiere un tren eléctrico; este año han sido dos: Cuentos de Navidad y Navidades divertidas.

De año en año había guardado los libros en una bolsa, a la espera de encontrar la caja perfecta hasta que llegó a mis manos la caja de My Little Book Box de Boolino. Tan colorida, tan fresca, como a mi me gustan las cosas. Esa sería la caja.

Al cabo de unos días, después de un rato de trabajo y un poquito de ayuda del pollito, la imágen mental cobró vida. Esta es nuestra caja y me requetencanta.
Espero que sepan perdonarme los amigos de Boolino por borrar su marca de un plumazo.

Volviendo a nuestra caja de los libros navideños. ¿Os habéis fijado en el espacio vacío enmarcado en azul? Me falta escribir su nombre (¿Navidad de Cuentos, quizás?) y para que me ayudéis entra el segundo sumando del título...el SORTEO de una de las cajas de My Little Book Box (el ganador elegirá la franja de edad que prefiera)
Para participar

1. Deja un comentario en este post sugiriéndo un nombre para nuestra caja para guardar los libros de Navidad.

2. Comparte en facebook de forma pública la imágen de este sorteo que encontrarás en la fan page del blog.

3. Rellena el formulario que encontrarás a continuación

Podéis participar hasta el último minuto del día 5. El día 6 Boolino, Sortea2 y yo nos convertiremos en Reyes Magos y regalaremos mucho más que una caja de libros a uno de vosotros.

*El envió se realizará sólo a España peninsular

¡¡Mucha suerte!! y FELIZ AÑO NUEVO


27 de diciembre de 2013

Reciclando el Calendario de Adviento

Día a día el pollito ha ido abriendo una pirámide para contar, a golpe de chocolatina, los días que quedaban para Noche Buena, así ha sido el Calendario de Adviento de este año.

Día a día, pirámide a pirámide, el mueble del salón se ha ido llenado de ellas. Primero eran un adorno más del mini belén, después era la muralla que lo protegía de quién sabe qué peligros, pasó a ser una especie de serpiente y cuando ya las sentíamos integradas en la decoración del salón, me dió por reciclarlas.

Sigo echando mano de lo que tenemos por casa. Unos palillos del japonés a falta de ramitas monas, cuerdas de colores y a ensartar pirámides se ha dicho. 

Y este ha sido el reultado
Completando el único rincón adornado en la habitación de juegos del pollito

25 de diciembre de 2013

Miércoles Mudo. Feliz Navidad



23 de diciembre de 2013

Cosas que me gustan de su cole. La actuación de Navidad

Podría enumerar muchas cosas que me gustan del cole del pollito y creo que lo hiré haciendo por aquí de vez en cuando, porque al escribirlo parece que tomo más consciencias de las cosas. 

Voy a empezar por una tan banal como las apariencias. La actuación navideña de los churumbeles suele ser un momento de estrés para las mamis (que no se me ofendan los padres, pero normalmente somos notras las que nso ocupamos de "estas cosas"). Que si hay que vestirlo de castor pastor, que si le ha tocado de copito de nieve o que si esta vez toca de elfo de Papá Noel. El caso es que a veces, quien se encarga de preparar la función, pensar el decorado y maquinar los disfraces no piensa ni por un asomo en el grado de dificultad que puede entrañar conseguir tal o cual material, el coste económico que supone, la habilidad que hay que tener para hacerlo que oiga, no todo el mundo es "apañao", por no hablar del tiempo invertido para quizás:

1- Media hora de función
2- Que el churumble le de un avenate de vergüenza y no quiera ni salir
3- Cualquiera más que se os ocurra

Y aquí entra nuestro cole. El año pasado unas túnicas blancas a modo de poncho pintadas cada una de su padre y de su madre con una gran flor en el centro y espumillón grapado en el dobladillo. Este año túnicas/poncho lisas de distintos colores y unos puños de cartulina y papel seda a modo de pompones a juego. Aquí los "disfraces", por llamarlos de algún modo porque no creo ni que entren en esa categoría, se guardan de una año para otro y van en el lote de la clase y curso, como las mesas y las sillas. 


No voy a contar los múltiples beneficios de la reutilización de los ropajes porque es obvio (más barato que el mato, nadie se come la cabeza y no acumulamos trastos...ea, al final he enumerado un poco), pero el quit de la cuestión...¿Es tan importante el modelito que llevan nuestro pollitos? Pues va a ser que no. Señores, que todos estamos embobaditos perdidos mirando las monerías que hacen nuestros bástagos. Si la túnica le queda larga o corta, si se ha pisado el spumillón y lo arrastra por el escenario, si se le ha roto el pompón de la muñeca...nadie se da cuenta, porque contemplamos embelesados como hacen sonar la clave, cómo cantan aquel villancico en francés que ni siquiera lo había ensayado en casa o cómo presentan cada interpretación aferrándose al mircófono acompañado de un amigo. Y eso es lo que de verdad importa ELLOS



20 de diciembre de 2013

Oliver Twist, el musical de La Tarasca

Detrás de las empresas, de las marcas hay personas y a veces tras una colaboración hace que crees vínculos con ellas. Eso ha pasado con Patricia de El Ciempies Zapatos. Gracias a ella, mamá de una de las niñas que actua en la obra, tuve la oportunidad de aisitir al ensayo general del musical Oliver Twist en el local de La Tarasca. Estuvimos hablando con Carmen Montes, que nos contó de primera mano los intrínculis de esta producción.

Oliver Twist, una historia con un gran fondo social aún más en esta representación. Niños de familias y casas de acogida, sin experiencia en eso del teatro, codo con codo aprendiendo juntos. Talleres de empleo para la realización del vestuario. Alumnos de la Escuela de Arte Dramático entre los actores y alumnos de instituto maquillando...todo bajo la dirección de Ramón Bocanegra.

Ver en el local de ensayo un par de días antes del estreno a todo el elenco fué increíble. Los niños revolucionados, el director poniendo órden, los mayores a medio caracterizar, dibagando por el local calentando sus voces...Un par de horas estuve allí y ya, sólo por haberme colado en su mundo esas horitas, estaba hasta nerviosa en el estreno.


¡Qué emoción cuando comenzó! Ver a esos mismos niños allí en el escenario, delante del teatro abarrotado. Me acordaba lo mal que lo pasé cuando subí al escenario del Lope de Vega para la entrega del Premio al Mejor Blog de Sevilla. ¡Por dios! que imponente y ellos, allí, tan pequeños viviendo una experiencia taaaaan grande. Sin duda no lo olvidarán en su vida. Ahora vine tal escena; estornuda Oliver; ains, qué le pasa con el pantalón; atentos niños, ahora tenéis que cambiar de posición; ups, se ha ido el sonido un microsegundo, ole, ole, ni un gallo, ay que bien lo han hecho...Horas y horas de ensayos con la recompensa de los aplausos al final de la obra.

Con la maravilla de que de esos cuerpos, tan "normales" salgan esas voces. Siempre me deja sobrecogida.

Puede sentirse orgullosa la gente de La Tarasca por haber sacado adelante este proyecto con la participación de tantos. Me gustan estas montañas que se hacen grandes con granitos de muchos. 
Enhorabuena

Oliver Twist se estará representando durante todas las navidades en El Teatro Central. Nosotros pasamos una tarde fabulosa. 

Aunque está catalogada para todos los públicos, nosotros no llevabamos al pollito y creo que acertamos, aunque representada por niños, la historia es muy cruda y el espéctáculo demasiado largo como para que un niño de cuatro años aguante sin problemas. Pero ya se sabe, hay niños y niños.

Disfrutadla y si lo hacéis y queréis compartid vuestra expericencia a modo de comentario

PD. Muchísimas gracias a Carmen y a Ramón por permitirme colarme en su mundo y a Patri por servir de intermediaria







18 de diciembre de 2013

Un collar de perro para un pollo


Mamá, quiero un collar. Un collar así, negro con bolitas doradas.
Yo me imaginaba un cordón ensartado con cuentas redondas. No había problema 
Vale, David. Ahí tengo bolitas guardadas, vamos a hacerlo
Pero al verlas...No mamá, así no, Yo lo quiero así negro con bolitas doradas
Cordón negro con cuentas doradas...lo iba visualizando kitsch total
¿Como éstas?
No, como éstas
Ahhh plateadas. Se enmienda la cosa, odio lo dorado
Venga pues vamos a hacerlo
No mamá (ya perdiendo la paciencia) de bolitas así no. Yo lo quiero así negro con bolitas doradas, bueno, plateadas, así planas, como los que llevan los baterías de rock, así pegado al cuello
La certeza. Lo había sabido desde el principio, pero albergaba la esperanza de que no me estuviera pidiendo eso.
Vamos a buscar una foto a ver...collar cuero y tachuelas...Con menos bolitas, con más negro, más estrecho, no, con pinchos no (ains, menos mal), con una sola fila...¡¡SI, ASÍ mamá, ASÍ!! pero pegado al cuello



Después de muchos ¡si, vamos tu estás loco! y de una dura negociación, porque en eso de negociar con pollos no me gana nadie, llegamos al acuerdo y cambiamos el collar de perro de batería rockero por uno "de dentición", pero pegado al cuello ehhhhh que no se me olvidara ese detalle.

Y total, que yo podía ir a comparlo a donde sea que se compre eseo, pero no, a mi se me metió en los huevos, que para eso soy gallina, que compraría las cuentas y yo haría con estas manitas.

Tres veces se lo tuve que acortar para que se quedara pegadito al cuellopollo, para que depués de mirarse y remirarse en el espejo y darme las gracias por activa y por pasiva me dijera que no lo quería llevar puesto porque le daba vergüenza ¡¡CALDITO SEAS POLLITO!!



16 de diciembre de 2013

#troteando con Megafounder

Son tantas las acciones solidarias que veo a diario a través de la red, en carteles por el barrio, que llegan a través de whatsapp... con las que me gustaría colaborar que simplemente no podría. No podría y no puedo, nuestra economía no es precisamente muy bollante ahora mismo. Lo que si puedo es aportar desde este rincón mi granito de arena haciéndome eco de alguna de ellas.

Twitter puso en mi camino #troteando con este twett de Megafounder (@Megafounder_es)
Hice un RT y a los pocos minutos llegó a mi bandea de entrada un mail de la responsable de proyecto en Megafounder con toda la información de la campaña. Eso es eficicencia, si señores. Eso es poner las cosas fáciles para ayudar a otros y yo quiero hacer lo mismo. 

Copio aquí parte del contenido del mail:

#troteando becas de terapia ecuestre para niños con autismo. Es un proyecto conjunto de una fundación de León y la asociación de autismo de la provincia. Aplican la terapia ecuestre a niños con TEA como una terapia que complementa a todas las demás actividades que hacen los niños, y está dando unos resultados magníficos.

Para el año que viene no hay financiación cerrada y si no la conseguimos es muy probable que los niños no puedan ir a a la terapia, y por eso hemos abierto esta campaña.
Está tan sumamente bien explicado en qué consiste el proyecto y el porqué de esta campaña de crowdfunding que sólo me queda instaros a que clickéis en el link a la página: www.megafounder.com/troteando y os empapéis de todo.

Si habéis montado a caballo conoceréis la sensación. Mientras que estás ahí arriba te sientes wouuuuu. Estás en la cima del mundo. A pesar del temor, si eres inexperto (como es mi caso), te sientes grande, poderoso. Te sientes genial. Un chute de adrenalina y de buen rollismo. Si esas sensaciones produce en cualquiera de nosotros, imaginad cómo se sienten estos niños, donde el tiempo que dedican al contacto con estos animales va más allá del placer y se convierte en algo terapéutico.

Así que si quereís colaborar a que estos niños sigan recibiendo su terapia, haced vuestra aportación a #troteando en Megafounder y si no puede ser económica, que sea al menos como la mia.





13 de diciembre de 2013

Hoy leemos Flon-Flon y Musina

La Guerra, ese es el tema que aborda este libro. Qué tema más extraño para un niño. No porque no sea adecuado tratarlo con ellos, sino que es algo tan lejano, tan etéreo que es difícil de enteder. Gracias a quien sea que tenemos la suerte de vivir en ese desconocimiento.

Flon-Flon y Musina de la colección El Barco de Vapor, de SM abre de manera dulce, casi susurrando una ventanita a ese mundo de horror.  

Se lo leí al pollito antes de dormir. Captó su atención de inmediato. El comienzo que escuchaba se parecía muchísimo a su propia historia. Cuando sea mayor me casaré con Carmen Musina.

Pero la guerra, llegó sin saber qué habían hecho para despertarla. Una cerca de espino separaba sus mundos. Flon-Flon no podía siquiera decir su nombre, Musina. Él quería luchar contra ella, obligarla a marcharse, pero la guerra era demasiado grande. Lo destrozaba todo. Y un día acabó y sólo se oyó silencio. Su padre regresó cansado. La cerca de espinos continuaba allí, pero en el silencio, Flon-Flon pudo oir una voz que lo llamaba. Era Musina.

Mudo permaneció toda la historia. Sólo me detuvo en esta imágen. 

¿Qué es eso mamá? Es la guerra. ¿Y estos hombres? Son muertos pollito, en la guerra muere mucha gente. Oh, pues que rollo. Con esa vanalidad zanjó el tema. Muchas veces me ha dicho que le gusta la guerra, sin saber si quiera qué es. ¿Cómo podría gustarle?

Parece mentira como un libro aparentemente tan sencillo, puede hacernos sentir un poquito de la tristeza de verse envuelto en algo así de una forma tan bella. Cómo, sin vivirla, le ha hecho tomar conciencia de lo que significa.

12 de diciembre de 2013

De lactancia materna y la necesidad de BUENA ayuda


Soy una madre de leche, quién me sigue, me conoce, lo sabe. Soy una madre de leche ya no sólo porque mi hijo continúe mamando a demanda, sino porque en la medida de lo posible defiendo los beneficios de lo que la madre naturaleza ha diseñado para nosotros: que nuestras crías sean alimentadas de nuestro propio cuerpo, la lactancia materna

Lactancia Materna
Fotografía de Inma Tercero
No quiero entrar en el debate, en la eterna lucha teta-biberón, la verdad estoy cansada de ello. Que cada cual haga con y por su hijo lo que considere más oportuno y lo que su situación le permita. Pero como he recogido otras veces desde aquí, creo que las decisiones deberían tomarse desde la información. Pero hay para ella muchas travas, muchos intereses velados que hacen que sea una lucha de titanes porque la lactancia materna no vende, no hace rico a nadie y sin embargo, la leche de fórmula engorda las arcas de una industria que no está dispuesta dejar de ganar a costa de lo que sea. 

He empezado la casa por la ventana, debería haber explicado porqué vuelvo a hablar de lactancia en este tono. Hace unos dias en un medio local se hacían eco de una noticia

"Con el objetivo de ayudar a mujeres de (x  y x muncicipios) que no pueden alimentar a sus bebés con leche materna y que por la difícil situación social que afrontan no pueden acceder a leche maternizada, con el consiguiente perjuicio para la salud de los lactantes", una asociación de mujeres lleva a cabo un proyecto de donaciones de leche de iniciación a familias que lo necesitan con la financión de una entidad financiera. La directora de le entidad, se manifestaba así "se trata de un proyecto de primera necesidad porque permitirá la correcta alimentación de bebés recién nacidos en esta situación de emergencia social en la que nos encontramos".

Muchos de vosotros pensaréis, ah, pues qué bien, pero es que no está bien, falla la base. No está bien porque el dinero no debería destinarse a repartir leche de fórmula sino que debería destinarse a dotar de la información y del apoyo que las mujeres necesitan para lograr con éxito una lactancia materna normal, eso que por falta de costumbre, de confianza en nuestra propia naturaleza, por tantos falsos mitos y miedos infundados ha dejado de ser.

Las familias desfavorecidas no necesitarían gastar ni un euro en alimentar a sus hijos si se inviertiera en los mecanismos oportunos y necesarios para la cosolidación de la lactancia materna en esta sociedad nuestra que la tiene tan olvidada. Porque ¿porqué pagar por algo que es gratis?

Estoy completamente segura que si la lactancia materna reportara tanto dinero a alguna gran empresa como lo hace la leche de fórmula, habría muchos más empeñados en promoverla, en cuidarla, en potenciarla, pero no, no hace rico a nadie, o más bien sí, sólo "hace rico" a las parejas madre/hijo que la disfrutan y eso al fin y al cabo, no cuenta

11 de diciembre de 2013

Emprende desde casa, el taller de Mamá Convergente

Dice Isabel Leyva que si vas a hablar de algo mejor ser la primera. Yo no se si seré la primera o no, pero si no lo hago ya, se me pasa, como los tropecientos post en borrador que tengo y que no llego a publicar.

Quejosa que estaba yo que en Sevilla no se hiceran eventos chulas (dentro de lo que para mi lo son) y mira tu por donde, en apenas un par de semanas me plantan dos. Hace nada el Peque Kids Marquet y hoy el taller "Emprende desde casa, pon en marcha tu negocio", impartido por Mamá Convergente (Eva para los amigos).

¿Qué hacía yo allí? Pues realmente "no lo sé" porque emprender, lo que se dice emprender no emprendo nada y aunque está ahí el concepto, la cuasi necesidad, creo que no va conmigo por mucho que lo intente. Lo que si sé es que me encanta aprender, me encanta conocer gente nueva y me encanta ponerle cara a las que ya conozco por la red. 

Ese ha sido mi mayor motivación para asistir. Hacía mucho tiempo que Eva y yo estábamos conectadas por la red, con nuestros más y nuestros menos, convergiendo y divergiendo, pero sin llegar a encontrarnos y yo, la verdad, tenía muchísimas ganas. 

Coincido con ella en muchas cosas y en otras pues oye, no es mi estilo, pero ahí creo que radica muchas veces el éxito de las relaciones, porque como ella misma dice: hablar siempre con personas que piensan como tu es muy aburrido. Lo cierto es que me ha encantado y si albergaba alguna duda se han disipado.

Su charla, siendo de un tema que personalmente no me interesa mucho (me refiero a la parte del análisis de la situación económica) y del que no entiendo nada, me ha encandilado. Me ha parecido interesantísima y hubiera seguido otras dos horas más, por el mero gusto de aprender de forma amena.

El ambiente era de lo más distendido. Sólo tengo una pega. He llegado tan justa de tiempo que no he podido conocer a la mayoría de las personas. He echado en falta unos primeros minutos de presentación de todos a todos antes de comenzar.

El lugar es...UNA PASADA. Un pedazo de loft de esos que ves en los blogs de decoración que piensas que no existen en esta sevilla nuestra y e voilá, allí está en pleno centro, en la calle Teodosio 18, Loft4all. Regentado por Enma, una apasionada abogada reciclada, intentando sacar adelante a su familia con lo que tiene, ese espacio privilegiado y una idea de negocio a mi parecer muy interesante. Si tuviera que hacerme unas fotos para el Hola, alquilaría ese lugar, tan glamuroso, acogedor y bonito. Creedme, las fotos no le hacen justicia.

De las demás participantes, poco puedo decir porque poco hemos hablado. Mujeres con inquietudes, con iniciativas, deseando absorver, empaparse de una gran profesional. Siempre es un gusto coincidir con Alejandra; he conocido a Cristela y a Rosa (que no puedo enlazar porque no la encuentro) y me he reencontrado con una compañera del cole Iciar, que junto a sus hermanas se dedican a la organización de eventos para niños. La decoración, la repostería y la animación corre de su parte en El Cordel de Babai, ya le he tirado el guante para que colaboren con nosotras en alguno de los encuentros de El Árbol de los Chupetes, ahora sólo queda que lo recojan cuando quieran.

Como blogera soy un desastre y no saqué ni una sola foto de la supermerienda que se curraron las chicas, ni del espacio tan preciosísimo, mi instagram se lo pierde. Ni twitteé ni facebookeé, pero muchas veces, cuando ando en el mundo físico olvido el 2.0. Menos mal que el fotógrafo oficial de Loft4all nos sacó un buen puñado y ha captado a la perfección el ambiente que allí se respiraba. 

Me gustan estas oportunidades de encuentros, de crear relaciones, de abrir horizontes. Por mi parte, deseando vernos en otro y agradecida por haber podido asistir.



9 de diciembre de 2013

El sufrimiento de un hijo, el de una madre

Rikka Sormunen’s
Hoy hemos disfrutado de los amigos de siempre, esos con los que hacía semanas, incluso meses que no hablábamos pero que cuando nos reunimos, a pesar de la desconexión, parece como si no hubiera existido tal, como si nada hubiera pasado. Entre amigos así, todo fluye. Te conocen desde siempre. Los conoces desde siempre. Todo fluye sin más. 

Quería ahondar en el tema, pero justo al sentarme a escribir, con el pollito dormido desde hacía una hora, lo he oído gemir, lloriquear, llamarme. A veces le pasa, me llama en sueños y sólo se clama si me siente a su lado. Esta vez era distinto. No me dió tiempo a recorrer los apenas siete metros que nos separan cuando ya estaba llorando, gimiendo. 

Tranquilo pollito, estoy aquí. Pero no, nada lo clamaba, más bien iba en aumento. Se retorcía. Me duele, me duele. Ayyyy mamá!!! Me duele!!! ¿Qué hijo, qué te duele? La pierna. Llego a creer entender que el gemelo derecho, se le habrá montado pienso. Y el grita y llora, se sigue retorciendo. Intento tranquilizarlo hablándole y abrazándole mientras le doy un masaje. Quisiera ser un pulpo. Me faltan manos.

Parece que el dolor remite, se calma, ya duerme. Pero al rato, comienza de nuevo. Llama también a su padre. Llora, se retuerce, grita. Siento toda la impotencia de no poder elimiar de inmediato ese dolor. Pienso en todas las madres de hijos enfermos. Me hago una con su sufrimiento. 

Nunca he sido una madre "preocupada". Siempre he realitivizado sus enfermedades, sabiéndolas lo que eran, nimiedades. Gracias a quien sea nunca ha tenido nada grave. Es demasida la cercanía de M, con el que hemos estado hoy, como para permitirme preocuparme por lo que no lo merece. Sin embargo esta noche no he podido evitarlo. Augurios de enfermedades horribles han pasado por mi mente. He sentido pánico.

No puedo imaginar un dolor mayor que el de ver sufrir a un hijo, tan sólo uno, perderlo.

6 de diciembre de 2013

Hoy leemos Birdgi, la niña pájaro... y Lauro

El Árbol de los Chupetes y las colaboraciones desinteresadas que tantos hicieron para su inauguración me llevaron a conocer el trabajo de la ilustradora Irene Mala. Fue amor a primera vista. La ilustración que realizó para el árbol era tan, tan bonita...que me hizo querer ver más, así descubrí su libro, Birdgi, la niña pájaro...y Lauro.

Casi completamente agotada la edición, me costó trabajo encontrarlo. Cuando lo hice, lo saboreé con gusto una de esas mañanas para mi solita en la librería.

Birdgi es una niña especial porque es mitad pájaro, pero nadie lo sabe, excepto su tía que la recogió cuando se cayó de algún nido. Esconde sus patas y sus plumas tras unos estrafalarios vestidos y "goza" de la antipatía de los demás niños que no soportan que alguien sea distinto (tan real como la vida misma). 

Así vive ella, sola, a su aire, un poco triste, pero poco; cuando el día de su cumpleaños recibe el mejor de los regalos, Lauro, un niñoniña, tan raro como ella.
 


Ambos se entienden, se complementan. Cada uno guarda un gran secreto...cada cual revela el suyo. El de Birdgi ya lo sabemos, pero Lauro...Lauro tiene dos amigos conejos, que no saben hablar pero dibujan. Encarcelados en un laboratorio donde un científico malvado experimenta con ellos viven sufriendo.
Niña y niño o pájaro y niña, deciden liberarlos para que puedan vivir felices en La Isla de los Conejos, el paraiso soñado.
Esta es la historia...y las ilustraciones, tan suyas...con ese color vibrante y pleno de la acuarela. Acompañan este texto imaginativo, complejo, lleno de significados y nos sumergen en una fantasía honírica infantil, hablándonos de respeto, tolerancia, amistad, sacrificio, ayuda, de sueños. Haciéndose eco de la defensa de los animales que tanto promulga Irene Mala. Y es que sin conocerla mucho creo que este libro es un fiel reflejo de ella misma. Me gusta lo que en él veo




4 de diciembre de 2013

Stoks Didactic. Juguetes online

Hace unas semanas me ofrecieron "testar" la web de Stoks Didactic y daros mi opinión al respecto. Como siempre, antes de aceptar o no una colaboración, entré en la página para ver de qué se trataba. Lo que vi me gustó mucho, mucho.

Quizás sepáis o no, que este blog surgió de una tienda. En ella, entre otras muchas cosas, tenía una pequeña pero cuidad selección de juguetes de las mejores marcas del mercado. Y eso precisamente es lo que encontré en la web de Stoks Didactic, todas esas marcas y muchas más y lo mejor de todo, a unos precios relamente buenos. Sé que hay grandes jugueterías donde también podemos encontrar estas marcas, pero eso es otra de las cosas que me gusta de Stoks Didactic, que es una empresa familiar. Es difícil tener tan buenos productos a esos precios y luchar contra los grandes titanes. Me siento reflaja.

Es muy fácil navegar por la web. Los juguetes están clasificados de dos formas diferentes: por edades, ya sabéis que esto es orientativo y por áreas: juguetes sensoriales, de construcción, plastica...Si buscas algo concreto no tienes porqué recorrer el catálogo completo, aunque también puedes hacerlo si quieres echar un ojillo general. Por otro lado, tienen una sección permanente de ofertas, con cosas tiraditas de precio. Por supuesto también puedes acceder directamente a las marcas. Que cuando ya llevamos un tiempo en esto de compar juguetes llegamos a tener nuestras favoritas, al menos a nosotros nos pasa con alguna como Djeco.

La verdad es que nos ha costado bastante decidir porque había muchas cosas que sabíamos le gustarían a nuestro pollito. 

Un kit de herramientas con su casco y su cinturón, porque aunque tiene una gran caja de herramientas, el casco y el cinturón lleva meses pidiéndolo para completar el equipo de juego/disfraz.

Un diabolo pequeñito, para que trabaje la psicomotricidad. Seguro que es para él todo un reto emular a los que ha visto actuar en programas del tipo "Tu si que vales".

Un futbolín de sobremesa requeteapañado que para los minipisos como el nuestro está genial.

Y no podía falta algo de esa marca de referencia, esta vez un set para crear con pegatinas mostruos a su estilo. 

Todos estos juguetes se los traerón sus Magestades los Reyes Magos, porque a Papá Noel ya le ha escrito la carta pidiéndole otras cosillas. Así que no veáis el stres, no me fueran a entregar el paquete estando él en casa jijijiji. Menos mal que me dió tiempo a sacar y guardar todo y cuando llegó del cole tenía preparada LA CAJA. Lo pongo así, en mayúsculas, porque no puede haber nada que de más juego que una caja y esta encima ya viene planteada como un juego de por sí. 
Desde Stoks Didactic nos invitan a divertirnos decorándola y compartirla en las redes sociales y no descartan hacer un concurso para reunir todas las divercajas. En casa hemos pasado varias tardes jugando con ella, decorándola con su papi, conmigo, completándola, disfrazándose...sin duda una caja es un gran juguete.
¿Como se llama el mostruocaja pollito? George Michael mamá O.O
Ya veremos si hemos acertado con los juguetes o no, pero por ahora la caja le ha encantado










2 de diciembre de 2013

Peque Kids Marquet...con ganas de más

Que muero de envidia cuando veo la cantidad de actividades que organizan en otras grandes ciudades ya lo he dicho a todo el que ha querido escucharme. Si, quizás quede mal decirlo, pero es así...yo también quiero tener la oportunidad de reunirme con gente afín, con cosas en común. De conocernos, de divertirnos, de compartir experiencias...me gustan los jaleos, ya lo sabéis y me gusta la gente, aún más.

Todo surgió muy rápido y prendió como la pólvora. Asproma estaba organizando un evento en Sevilla entorno a los niños Peque Kids Marquet y nos invitaban a estar allí para difundir nuestro Árbol de los Chupetes. ¡¡Tremenda suerte la nuestra!! Así, en apenas dos semanas estas chicas lo organizaron todo...marcas para los showroom, desfiles de moda, actividades para los pequeños y para los papás. Qué ilusión que quisieran contar con La Gallina Pintadita también.

Ha sido un fin de semana increíble. No puedo más que estar agradecida por todo.

Ante todo a Julia, Isabel y Virginia, por darme la oportunidad y a Marga por apoyarme e impulsarme siempre.

Gracias a las amigas blogeras (y amigo) que me arropásteis el viernes por la tarde en la "charla". No fue ni más ni menos que lo que esperaba y soñaba: una tarde de encuentro, de ponernos cara, de charlas, risas, de compartir experiencias, de enriquecernos. Me encantó servir de puente entre vosotros. Mi pequeño Koala, De repente mami, Instantes que cruzan el tiempo (mi  otro Jesús),  Mis gnomitos y yo, Cuentame mamá, Ventiladores de colores  (y a su hermana) y a Ana Blasco (la reina de twitter, como me gusta llamarla). A Clanchys Cakes por la merienda rica, rica con la que acompañamos nuestra cháchara.

Gracias a todas esas personas amigas en las redes sociales a las que pude poner cara. Qué ilusión cuando se acercaban a saludarme. Qué gran red es la red.

Gracias a los amigos "físicos" que se acercaron a pasar un rato, o dos o tres. Conversaciones para nosotros, juegos y diversión para el pollito. Se lo pasó de miedo campando a sus anchas por allí rodeada de gente que lo aprecia y de amigos, muchos amigos. A los elfos del árbol y los amigos de la maleta que se dejaron caer.

A Patricia de El Ciempies Zapatos, tan linda como siempre. ¡¡Cuanto me alegro que le fuera tan bien!! igual que a Marga con el lleno absoluto en su taller de fotografía para padres y a las Payashayas, colaborando siempre con el árbol, dispuestas a todo, con esos pedazos de talleres que se curraron para los peques.

Seguro que me dejaré gente, pero no me olvido de darle las gracias más a ÉL, por allanar el camino en todas mis aventuras.

En fin pilarín, que me lo pasé pipa y que estoy deseando repetir. Que estos jolgorios me encantan y que haber si las marcas estas que dicen que quieren relacionarse con las madres blogeras se ponen las pilas en esta nuestra ciudad.

Aquí dejo el cartel de la programación, para la posteridad

PD. Lo único malo (o bueno, según se mire) que tengo que reseñar es que ya se donde no compraré jamás nada para ninguna fiesta. Así no se trata a tus clientes en potencia