Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

28 de marzo de 2014

Hoy leemos Juan Hormiga

De puntillas ha pasado este libro por casa. Otro de los que hemos disfrutado con cuidadito antes de regalarlos, en esta ocasión a una buena amiga, como obsequio de my little book box por ser anfitriona de una de sus actividades.


De la editorial A buen paso, es la historia de una hormiga especial, muy especial. Juan arrima muy poco el hombro en la cansina tarea de las hormigas, pero al fin y al cabo ¿a quién le importa?. Porque ella tiene un dón. El de la palabra, el del cuenteo...es la mejor narradora de toooooodo el hormiguero.

No puedo imaginar alguien con mejor habilidad para un aburrido hormiguero, donde todos trabajan y trabajan sin parar. No puede haber alguien más necesario que él. Juan Hormiga es el contrapunto a la monotonía, que tan sólo con su voz los hace parar a todos y disfrutar de una buena historia.


¿Os imagináis que todos pudiérmos hacer esos placenteros descansos en nuestra joranada laboral?n15 minutos para el desayuno, 15 minutos para el momento-cuento. Para soñar, viajar, conocer otros mundos, vivir mil aventuras sin movernos de la silla. Volver a centrarnos cargaditos de nueva energía. Algo así debería estar fijado por ley.

Pues así pasaba Juan Hormiga la vida, contando las historias vividas por su abuelo, hasta que un buen día decidió vivir sus propias aventuras. Entonces las imaginaciones de las otras hormigas, llenitas de historias, se despertaron, imaginando a su vez las aventuras y desventuras que estaría corriendo Juan.



26 de marzo de 2014

Dibujando sobre negro

(Desde Diciembre sin publicarla...ya es hora)

Recuerdo de pequeña cuando coloreaba una superficie de varios colores y lo cubría entero con cera negra. Era casi mágico ver cómo al dibujar rascando con un palillo salían unos trazos de colores que dejaban ver el fondo. 

Mentalmente ilusionada con la caja de navidad, una tarde le propuse el plan al pollito: Venga, vamos a decorar una caja para guardar los cuentos de Navidad. Fuí a por los materiales y al volver...

¡¡¿Qué has hecho?!!
Decorar la caja mamá. 
Me dijo tan tranquilo



Me recordé a mi misma dibujando sobre negro y no tuve nada que reprocharle.

Aprovechamos para disfrutar de esa otra forma de dibujar. Es tan distinto hacerlo así...

PD: Aquella noche me fuí a la cama contenta por haber sabido ver la oportunidad en vez de enojarme por haberme chafado el plan. Ojalá lo consiga más veces

24 de marzo de 2014

Géneros y estereotipos

Hace ya un tiempo compartí en face este post: 16 cosas que nadie te dijo sobre criar varones.
Me gustó la "polémica" que se desató, cada una aportando su visión. 

Había, como la amiga Paqui, que teniendo un hijo varón, no veía a su hijo reflejado en él y que coincidía con otras mamás en que el post estaba lleno de estereotipos; también Laura (mamá de un varón) opinaba de ese modo, el resto de las mamás que opinaban que sólo eran chorradas, estereotipos y que artículos como este eran machistas y hacían un flaco favor a la igualdad, eran madres de niñas. Me resultó curioso.

Aunque era mi muro, no me gusta acapararlo. Para dar mi opinión más largo y tendido tengo este rincón, que en casos como este se me queda corto, porque es difícil reflejar tantos matices como tiene para mi este tema.

Como decía allí, cada niño, como cada persona, es un mundo, sin embargo, tras estos casi cinco años observando al pollito, a sus amigos y amigas, veo comportamientos comunes entre los varones que los hacen muy diferentes de las niñas que también suelen tener muchos en común. Vaya por delante decir también que existen excepciones y quizás demasiadas como para considerarlas tales.

Atendiendo a la generalidad veo que niños y niñas son diferentes y no veo en esas diferencias nada negativo, no es uno mejor que otro, no por eso debe prevalecer uno sobre otro ni en derechos ni en obligaciones, ni mucho menos, no digo eso.

"De joven" siempre pensé que eso de que hombres y mujeres éramos diferentes eran tontérias, pensaba que todo era por cuestiones culturales, de educación. Después leía, veía documentales en canales de divulgación científica e iba vislumbrando un mundo de diferencias que no quería creerme. Ahora que con David tengo contacto con niños y niñas, que los veo crecer, y advierto cómo se refleja más su personalidad, sus rasgos y características propias, más me doy cuenta de las similitudes que tiene el pollito con la mayoría de sus amigos y de las diferencias que tiene con sus amigas. Más entiendo que la educación, la cultura tienen que ver, pero que ya de serie traémos un "chip" niño-niña que pesa mucho más de lo que nos gustaría (haciendo mía la expresión de Waleska). O quizás es que la educación, la cultura les va entrando por los poros sin que nos demos siquiera cuenta, haciéndome pensar que no es cultural lo que si lo es.

Del curso pasado a este ha cambiado mucho. Su mejor amiga era C, se pasaban todo el tiempo en el cole jugando a la casita, este curso, de repente, su juego ha cambiado, ahora juega con J a encarcelar a C.
Los juegos del pollito son mucho más bruscos, más violentos. A Candela, que antes porteaba, le daba teta, la cuidaba, ahora casi ni la mira, si no es para disparale con un cañón de los playmobil. Pistolas, arcos y flechas, ametralladoras son sus juguetes más deseados. A su disposición sigue la cocinita, la plancha, los bártulos de limpiar, al igual que los puzzles, los juegos, los libros, los coches...sus preferencias están cada vez claras y no porque hayan cambiado los dibujos que ve en la tele, por ejemplo.

Todo el día con pedos y cacas en la boca. Mirándose al espejo y sacando músculo. Tapándose los ojos si hay una escena de besos. Rápidamente hace pandilla con otros niños, aunque no se conozcan de nada y ya son sus colegas para siempre jamás. Los saludos entre ellos, son efusivos, a más brusquedad mayor expresión de cariño. Acción, acción, movimiento...ese es su pasar el tiempo, como el de muchas niñas también. Porque mientras más observo a David relacionarse en el parque, en el cole, con los primos, más me doy cuenta de que la mayoría de las veces cuando juegan niños y niñas juntos lo hacen así, sin diferencias en según que ambiéntes. Ya véis que yo misma me contradigo.

Este artículo de Silvia constata también estas cosas que observo. Podía haberlo escrito yo, sino fuera porque el pollito prefiere jugar conmigo que con el gallo y creo que si esa predilección existe es porque yo le sigo más el rollo que él.

Antes me hubiera echado las manos a la cabeza con los colegios diferenciados por sexo (así les llaman ahora que queda más fino); ahora, no diré que me encante la idea, sin embargo creo que no es tan descabellado que siendo como yo lo creo, diferentes, propiciemos en cada sexo la mejor forma posible de que adquieran unos conocimientos académicos (y conste que hablo a partir de una determinada edad y hasta una determinada edad).

Hace años leí Porqué los hombre no escuchan y las mujeres no saben leer los mapas, me gustó leer de forma cómica todos esos estereotipos que siéndolos veía tan vívidamente reflejados en los hombres con los que trataba. Los reyes me ha regalado este año, Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus. Sé que pasaré buenos ratos leyéndolo, espero este verano.

Quizás hemos querido luchar tanto por la igualdad de hombres y mujeres en el ámbito laboral y familiar que hemos pasado por alto que somos diferentes, sin que eso merme ni un ápice las capacidades que ambos sexos tenemos para conseguirlo todo.

No hay duda de que ellos y ellas tienen características propias. Las mujeres desarrollan el lenguaje y la teoría de la mente [la capacidad de atribuir pensamientos e intenciones a otros] antes que los varones -cuenta-. Pero no hay nada que muestre que esto tenga alguna pertinencia para los roles que pueden o no ocupar en la sociedad. No hay nada en el cerebro de la mujer que le impida hacer lo que quiera". (La batalla de los sexos)

Como todo esto no son más que mis divagaciones, aquí dejo un artículo a un estudio de una universidad de Pensilvania que me quita absolutamente la razón asegurando que el cerebro humano se diferencia por sexos a partir de los 13 años.

Para entrar en profundidad, una monografía sobre las diferencias sexuales, que sólo he ojeado pero que parece ser bastante completa.

Aquí sigo divangando y pensando, sin tener clara mi opinión, como me pasa tan a menudo. Os invito a compartir la vuestra si os apetece. Estaré encantada de leerla

21 de marzo de 2014

Hoy leemos Mi papá es el mejor

No íbamos a dejar pasar la ocasión del día del padre sin incorporar un libro a nuestra pequebiblioteca. No era mi intención, no lo había planeado pero cuando llegúe a la librería El Oso y su Libro para un de las actividades de My Little Book Box y estaban allí, esperándome no me me pude resitir ;)

De todos los que había se me fueron los ojos desde el principio para este Mi papá es el mejor porque muchos niños pensarán que su papi es el mejor pero nasti de plasti, el Gallo es el mejor...para el pollito.

Es un libro pequeñito de la editorial Jaguar. Un niño que se presenta y que página a página nos enseña todos los papás que hay en el suyo, todas sus facetas. Un papá que lo lleva al teatro, le lee el cuento aún estando cansado, es el más rápido cuando pasean en bici, los baña cada noche armado de paciencia, conina como nadie y es el mejor profe...Muchos papás en uno.

Papá diversión, papá cansado, papá paciente, papá cocinero, papá profesor, papá veraneo...EL MEJOR.

Al final, un espacio para poner el nombre del papá y dedicárselo. David decidó hacerle un dibujo. Pensé que sería un dibujo de un monigote a modo de papá, pero no, fue un "sello" con un corazón y su nombre dentro. Su traducción "David quiere mucho a papá". Si alguien nos hubiera estado mirando habría visto los corazoncitos que salían de nuestro pecho jeje

19 de marzo de 2014

Con papá, papá, papá...

Era el centro de su vida. Día tras día, noche tras noche.
¿Quién quieres que te bañe? Mamá
¿Quién quieres que te lea el cuento? Mamá
¿Vas al super conmigo o con papá al parque? Con mamá
Con mamá, mamá, mamá.
Siempre, siempre mamá

Yo su centro. Tú, con esa generosidad que te caracteriza, consciente de tu "puesto" de tu "papel", sabiendo hacer, estar, ser...Anteponiendo su necesidad, las mías a las tuyas. Anorgulleciéndote de que me prefiriera a mí. Siendo el segundo. Consiente de que así debía ser, que era lo natural, lo primigenio. Sabiendo esperar tu turno. Porque todo llega y llegó.

Llegó el día del cambio. Como suceden las cosas, cuando se está preparado. Un signo más de madurez, de buen hacer. Llegó el día

¿Quién quieres que te bañe? Papá
¿Te vienes al taller conmigo o te quedas con papá? Con papá
Con papá, papá, papá...


Ahora soy yo la que se siente orgullosa. Orgullosa por poder dar ese pasito atrás. Consciente de que ya se acerca su, tú momento. Ese en el que los "privilegios" se equiparan, en el que la balanza se equilibra. En el que disfrutáis de tu a tu sin mi sombra.

Y yo feliz en mi papel de reina destronada.

Los tiempos compartidos, los tiempos repartidos. A dos a dos o a tres bandas. Disfrutando todos.

Apego, eso que decían que no era bueno. Que era demasiado. Nunca es suficiente. Fraguando el nuestro lo hizo también el suyo. Supiste esperar, sabías que llegaría aún sin saberlo. Ahora te toca disfrutarlo, como lo estás haciendo.

AMOR, qué bien lo estamos haciendo


17 de marzo de 2014

Lilifest y más. Un Domingo musical

Hace mucho tiempo que tenía guardado un artículo de una revista hablando de la música para niños más allá de Cantajuegos. Es decir "música, música" de la que podríamos disfrutar cualquier cualquier adulto a al vez que ellos. Hombre, que no es que las canciones de Cantajuegos no me gusten, pero que cuando las has escuchado mil veces, rayan un poquito, pues sí, rayan.

Se me ponían los dientes largos al oir hablar de Minimúsica, del Sónar kids. Festivales de música de adulto para pequeños. Me preguntaba porqué no se organizaría algo así en Sevilla @anablasco y yo hablábamos en Twitter sobre la necesidad de que eso sucediera y creedme que hasta pasó por mi mente lanzarme a organizarlo, sin tener ni idea, ni contactos ni nada de nada, más allá de una necesidad. 

Por fin Sentido Común, una agencia de comunicación especializada en contenidos de temática social se lanzaba a ello y gestaba Lilifest, un festival solidario para grandes y pequeños. Con actuaciones de artistas de la escena musical sevillana en diferentes estilos: Chencho Fernández (folk), Pájaro (rock), Maga (pop-rock) y O sister! (swing). 

Allí nos fuimos ayer con unos amigos a los que se fueron uniendo más mientras esperábamos la apertura de puertas. Empezó poquito a poco con Chencho Fernández. Para nuestro gusto el menos "idóndeo", para ir subiendo en intensidad y divertimento con Pájaro, que nos entusiasmó con esa versión de la Danza del fuego y ese silvido suyo taannn chulo. El pollito y sus amigos bailaban en el pasillo central disfrutando a tope. Maga hizo sacar el lado más cañero de los enanos, que ya habían hecho suyo el escenario y Oh Sister! ha sido un fin de fiesta divertidísimo. 

Llenos de energía, de buenas vibraciones, hemos pasado una mañana de Domingo escuchando buena música, disfrutando en familia y con amigos. 

Nuestra sesión cultural de tarde era en Merendarte, esta vez con un espectáculo a cargo de Pepepérez y la agrupación musical Trako de la Silko. Definitivamente me he reconciliado del todo con este cuentero en esta sesión en un registro tan diferente a la que me tenía acostumbrada, tan alejada del chascarrillo. Me ha encantado la unión de cuentos con música o de música con cuentos, tal y como decían ellos, porque ninguno de los dos cobraba protagonismo sobre el otro. 

Si las sesiones cuenteras nos gustan, cuando vienen acompañadas así, con buena música ya es rizar el rizo, como en aquella ocasión en Colombre con Nacho Terceño, la de Los colores de Violeta con Pilar Redondo con Carlos Liger o la de Concha con Pepo, el pintor de interiores, que estuvo acompañada por el músico Martín (Maleso).  Ojalá podamos disfrutar de más sesiones enriquecidas con música porque son una delicia.

Ha sido un Domingo redondo, de buena música, buenos amigos, sol, tapitas, cuentos...no se puede pedir más, o sí ¡¡¡¡UN NUEVO LILIFEST YAAAAAAA!!!!

14 de marzo de 2014

Hoy leemos Pepo, el pintor de interiores



Artistas, qué peculiar forma de ser tienen (cayendo en el tópico). No voy a hablar de los artistas en general sino de una en particular: Concha Jiménez Muñoz.

Si hay un prototipo de artista es ella. Una persona con una sensibilidad especial, que vive un poco en su mundo de creación a la vez que bien, anclada al suelo, saca adelante su vida y la de su hijo. Acostumbrada al qué pasará mañana, viviendo el día a día, cubriendo necesidades, siendo feliz y enseñando a serlo hoy. Curranta y buscavidas. Despistada y generosa. Siempre en movimiento.

Nadie más que ella se dedicaría ha bocetar retratos durante la sobremesa en un chiringuito de playa tras una comida pantagruélica a la que ella misma os había invitado. Nada más que ella por su necesidad de crear, de dar rienda suelta. La inspiración llega en cualquier lugar. Peculiar, así y es ella, genialmente peculiar, artista.

Hace años Concha dio vida a la editorial MandoCohete. De todos los libros que publicó me quedo con Pepo, el pintor de interiores. Me quedo con él porque es suyo de cabo a rabo, porque es un cuento para niños, para adultos y porque si al pollito y a mi nos gustó cuando lo leímos antes de dormir, más aún lo hizo cuando la propia Concha lo presentó en la biblioteca.

Pepo, el pintor de interiores me recordó desde el primer momento las ilustraciones de Christian Voltz en libros como ¿Donde está? o ¿Todavía nada?, quizás por Pepo, esa gran figura de papiroflexia realizada uniendo dos figuras.



Realizado con una mezcla de fotografía, pintura y tratamiento digital le confiere una estética ochentera. El texto, escueto permite que las imágenes cobren protagonismo, nos invitan a leer en ellas.

Qué bien refleja la soledad del artista; la necesidad de sentirse acompañado; de cómo llega la inspiración, de la entrega a la creación olvidando el paso de las horas; de la sensación de la tarea terminada en los albores del día.

Me ha gustado ese sugerir más que mostrar. Esa invitación a pensar. Me gusta ese final abierto. Es un libro para adultos, puede serlo. Es un libro para niños, puede serlo. Tanto uno como otro lo verán desde su prisma, con sus vivencias y sensaciones. Este libro es en esencia eso, sensaciones. Consigue abrir un poquito de uno mismo, será que llega a mi trocito de alma creadora.

A ellos nos los dejará indiferentes tampoco.
*****************

12 de marzo de 2014

No sin mi teta, es nuestro derecho

Hace ya algunos meses hice un recopilatorio de cuentos donde las protagonistas eran mujeres que luchan contra el cáncer de mama. Libros cargados de de rayitos de esperanza, decía yo entonces. Y así es, esperanza mucha, muchísima.

Son muchas las mujeres que ganan la guerra, pero no salen indemnes de ella. La lucha es encarnizada, necesitan de todas sus fuerzas, todo su ánimo y esperanza. Esperanza en que lo que conseguirán, vencerán y volverán a ser las mismas.

Que bonito ¿verdad? vencer, ganar, seguir vivas, eso es lo importante, volver a ser las mismas... ¿Es posible tal cosa? ¿Es posible cuando te cortan un trozo de ti y no hacen nada para reponértelo? ¿Serías el mismo sin una mano, sin una pierna? ¿Sería un hombre el mismo sin su pene? ¿Sería una mujer la misma sin un pecho, y sin los dos?

Si, lo sé, lo importante está en el interior, no somos nuestro cuerpo, somos lo que habita dentro de él. Pero esta cascarita también es importante, muy importante para sentirnos bien emocionalmente. Seamos honestos, es NUESTRO cuerpo. No hablo de tener una talla 38 o una 46, ni de tener el pelo como Mérida o estar medio calvo. Hablo de estar completo. De mirarte al espejo sin miedo a ver esto

Que estés saliendo de la lucha, que tengas tus esperanzas puestas en vencer, con la ilusión de volver a verte bien y te digan que tienes que esperar...1, 2, 3, 4, 5...¡¡¡años!!! Así es la realidad, la dura realidad. Credlo, Pairs lo está sufriendo en sus propias carnes (podéis lerla aquí), pero mañana puedes ser tú.

Tenemos que hacer algo, tenemos que alzar nuestra voz, tenemos que cambiar esto, necesitamos cambiarlo, por ella, por ti, por mi, por tu amiga, por tu hermana, por tu mabre, por tu hija...


10 de marzo de 2014

Necesidas innecesarias

Estuve organizando un poco las entradas del blog, más de 600 haces que olvides bastante de qué has hablado y de que no y me topé con una lista de cosas necesarias para la llegada de un bebé a casa. Hacía algo más de una año que había sido madre, estaba inmersa en los comienzos de la tienda, aún no había cambiado mucho, al menos no tanto como ahora. Suerte que lo hacemos durante toda la vida, evolucionamos. Me gusta tener este espacio y poder constatar cómo lo voy haciendo.

Entonces escribí detalladamente una enorme lista con todo lo que un bebé necesitaba. Cierto es que algunas de las cosas no tenían sentido según nuestra forma de entender la crianza, pero era una lista orientativa, una guía que cada uno pudiera ir adapatando a su ser como familia, que lo abarcara todo, o casi.

Imágen extraída de aquí
Ahora, con el tiempo, con la "madurez" que ofrece el haber pasado una etapa, veo claramente la cantidad de cosas innecesarias en esa lista y soy consciente de la cantidad de necesidades falsas que nos creamos y nos crean.

En este mismo sentido reflexionaba Trimadre a los treinta en su post Las madres, ese gran nicho de mercado.

Coincido plenamente con ella. Si reviso cada apartado de mi lista, podría quitarlos completos.

Pensamos que necesitamos, nos hacen creer que necesitamos, nos hacen sentir esas necesidades y no es así. No voy a caer en la idea bucólica de decir que un bebé sólo necesita a su madre, tampoco es eso. Pero quizás en esos momentos de "enajenación hormonal", de felicidad supina en la que no queremos que nada le pueda faltar a nuestro peque, que queremos controlar todas las variables que pudieran surgir, quizás deberíamos pararnos y pensar más, andar con pies de plomo, hablar con otras madres no tan recientes que nos hablen desde la experiencia de sus necesidades reales y actuar con calma. Queda toda una vida por delante de necesidades materiales para nuestros hijos y muchas de las cosas que creemos indispensables con suerte sólo las usaremos unos meses y quizás podamos prescindir de ellas. Por no decir las que no usaremos jamás.

No dejéis pasar la oportunidad si tenéis alquien que os pueda prestar cosas; sino, los artículos de segunda mano son una opción fantástica. Los encontrarmos en muy buen estado a buenos precios.

Cierto es que muchos querrán hacernos regalos, incluso grandes regalos, pero ¿no es un poco absurdo que se gasten el dinero en cosas que realmente no les sacaréis partido?...pañales o pagar a alguien para que venga a limpiar tu casa durante unos meses, o un dinerillo para poder iros uns días de vacaciones con vuestro peque cuando lo considereís oportuno, o quizás para crear un fondo para pagar a una madre de día si ambos tenéis que incorporaros a trabajar en algún momento. Se me ocurren regalos mucho más prácticos que una bañera con luces de colores para que el bebé disfrute de los beneficios de la cromaterapia.
Imágen sacada de aquí
(Cuando escribí lo de la bañera de cromaterapia no pensé que exisitiera. Casi me da un pasmo al topármela en google)

En fin, las etapas pasan y desde la lejanía todo se observa con más claridad. Ahí dejo la reflexión por si a algunas padres futuros les ayuda mi experiencia. Os animo a compartir las vuestras en los comentarios para enriquecer la mia.






7 de marzo de 2014

Hoy leemos Las ciudades de colores. Cuento a la vista

Hace años ya, cuando empecé a sumergirme en la red, paralelamente a la creación de este espacio, llegué al de Cuento a la vista. Un blog de cuentos infantiles a cargo de María Bautista (escritora) y Raquel Blázquez (ilustradora). En él van plasmando sus cuentos, sus historias, más de una vez los he compartido por aquí. 
El niño David y la ballena, o El malo del cuento son dos de mis favoritos. 

Han ido creciendo, enriqueciendo el espacio con diferentes colaboradores, organizando talleres de creación artística, actividades de animación a la lectura y colaborando ellos a su vez con otros proyectos como Boolino (padres de My Little Book Box), donde también podemos leer sus cuentos.

Y siguieron creciendo y con la ayuda de todos, a través de una campaña de crowdfunding dieron el salto a la edición de dos de sus libros. Las ciudades de colores y Cuentos diferentes para niños diferentes.

Cuando sigue los pasos a alguien, cuando los ves crecer, cuando lo haces de forma paralela, no puedes más que alegrarte por ellos. 

Las ciudades de colores trata de una niña de colores que vive en una cuidad gris, habitada por gente gris. Su diferencia es tan patente y las personas que son como son, grises, la hacen sentir aún más su diferencia señalándola por la calle. Iris, decide buscar un lugar en el que encajar, un lugar donde no se siente diferente, un lugar para ella. En su camino encuntra ciudades de vibrantes colores, rojos, verdes, azules...pero ella no es es roja, ni verde, ni azul sino de todos ellos y allí, donde todas las personas son rojas, verdes o azules, también se siente diferente. Lo bueno de todo es que en cada ciudad Iris conoces a otros niños, que aún encajando perfectamente en su ciudad, tienen el deseo de cambiar, de buscar y encontrar un lugar mejor. La comitiva va creciendo hasta tener un mienbro de cada color. ¿Donde vivirán entonces? ¿En qué lugar podrán encajar todos? ¿Lo imagináis?

En otra ocasión haremos por aquí un hueco a Cuentos diferentes para niños diferentes que Miguel Ángel, de la librería Ínsula Barataria, tuvo el detalle de regalarnos un ejemplar con errores de impresión que no nos impedirán disfrutar de él. Gracias Miguel Ángel por el buen trato de siempre


5 de marzo de 2014

Mujer elefante

Cuando vi la imágen, lo supe, estába hecha para este post.
Que me da que ya lo he contado, pero plin, voy de nuevo.

El Gallo y yo llevamos juntos años mil (en Junio haremos 21 años juntos, madre mia!!. No, no somos superviejos). Todos los años por Navidad se compraba en su casa un señor jamón. Del bueno, bueno, bueno.

Un día de los primeros años, cuando todavía me daba mucho apuro estar en su casa, fui de visita, no me quedaba otra, era Navidad.

El muchacho llevaba días diciéndome lo bueníiiiiiisimo que estaba el jamón. ¿Me sacó un platito? No...¡¡¡mehggggggg!!!
¡¡¡ERROR!!!

 A dia de hoy, casi 20 años después, se lo sigo recordando cada vez que se encarta, y es que señores...Maridos, amigos, hijos, amigos, vecinos, tíos o sobrinos...




3 de marzo de 2014

La angustia de la separación. Crueldad y tristeza

Llevaba varios días topándome por face con un vídeo muy viral. Precisamente por eso, era reacia a verlo, soy así de rara. Al final lo hice, lo vi y como le comenté a la amiga que lo había publicado esa vez y después yo misma al compartirlo en mi muro, no me pareció "ni conmovedor ni tierno. Me ha parecido cruel, triste, terrible. Me deja una pena infinita. Por esa madre, pero sobre todo por ese niño desvalido ante un mundo nuevo, arrancado de lo único que conoce".


No había pasado mucho tiempo cuando una mujer con una par de amigas en común pero a la que no conozco de nada, me mandaba un mensaje privado en facebook. Me echaba en cara que le diera la vuelta a la tortilla a un vídeo tan bonito. Me explicaba que es madre de trillizos nacidos por cesárea, que se los enseñaron y que allí mismo unos pediatras les hicieron las pruebas rutinarias. Terminaba su mensaje con diciéndome que le parecíamos un auténtico coñazo (si, con esas palabras) con tanto parto natural y demás y que un nacimiento es bonito sea como sea. 

Quizás vosotros entendáis mejor que yo su ataque, porque no le veía ni pies ni cabeza. ¿En qué momento hablaba yo de cesárea? Así se lo expresé:

"No se porqué te sientes tan herida por lo que yo pienso. Lo que he escrito es solo mi opinión o más bien, ni eso. Es MI SENTIR. No, no me ha parecido tierno, no me ha parecido bonito. Desde el primer segundo he sentido angustia por como se sentía ese bebé al separarlo de su madre. No se si ha nacido por cesárea. No me he planteado eso. Solo he sentido su pena. Si, soy madre. Mi hijo nació en un parto vaginal medicalizado. Lo pusieron sobre mi el tiempo justo de " presentármelo" y se lo llevaron durante dos horas para hacerle las pruebas rutinarias. Me hubiera gustado que no lo hubieran separado de mi. En otros hospitales esa separación no se produce y someten a los veces a las mismas pruebas. Así que se puede hacer, pueden dejarlo con su madre. Mi padre murió siendo yo muy pequeña. Mi madre era por tanto mi todo. Muchas noches tenía pesadillas con que me separaban de ella, me perdía, la perdía y me sentía sola en el mundo, desvalida. Cuando veía este bebé expresando de su única forma posible su necesidad de estar con su madre sentía su angustia como mía. Cada uno tenemos nuestras heridas. No se cuales son las tuyas. Lo te no puedo entender es que las cuestiones".

Me contestó que no se sentía herida ni mucho menos, que sólo le daba pena que a una mujer que ha sido madre pueda unir las palabras cruel y triste a un nacimiento, que la aburríamos con tanto parto natural, vaginal y demás. Que no estaba encantada de haberme conocido por aquí y me espetaba que fuera a que me vieran mi trauma porque siempre es el porqué de las frustraciones y miedos de las personas. Que conste que me lo decía sin acritud, por supuesto. Ella, gracias a Dios, no tiene ningún trauma, por eso no puede entenderme.

En mi estado zen de persona que estaba pasando unos días con sus seres queridos, vagueando, paseando, comiendo bien, riendo, descansando, casi desconectada del mundo virtual, pues la verdad...no entendía nada. Ni lo entiendo.

Desde luego es evidente que esta señora no tiene ningún trauma. No es eso lo que la llevó a mandarme un privado sin conocerme de nada; no es eso lo que hace que me eche en cara que yo sienta como siento; no es por eso que se centra en el parto por cesárea cuando yo ni tan siquiera lo he nombrado. No es por eso. 

Como evidentemente yo si lo tengo y como el psicólogo me sale caro, recojo la conversación aquí, que para mi es lo mismo. La mejor terapia.

Lo peor de todo es que por los comentarios que en mi publicación dejaron varias personas y los que llevo leyendo en las publicaciónes de otros, tengo la certeza de que no soy la única que tiene traumas de este tipo. 
Mamirami por ejemplo tiene su terapeuta privado también, Gema Lendoiro tiene la cara dura de dar voz a Ibone Olza (Cuando des a luz no te separes de tu hijo ) y ahí están las más peores de todas, las personas que luchan desde El Parto es nuestro por "mejorar las condiciones de atención a madres e hijos durante el embarazo, parto y posparto en España". 

Cuanto camino te queda mujer que no eres capaz de reconocer tus heridas.