Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

29 de septiembre de 2014

Desvaríos blogeriles de correos, herramientas, diseño, cursos y tiempo, poco tiempo

Llevo "toda mi vida" con mi cuenta de correo de hotmail, más contenta que todas las cosas. Allí, muy organizadita yo, tenía archivados montones de correos importantes. Mis copias de los artículos enviados a Groupon, las comunicaciones con My Little Book Box, mis comisiones, las conversaciones con las consultoras de mi equipo, cursos que he ido haciendo, propuestas de colaboraciones, toooooodos los contactos y un largo etcétera.
Imágen
Cual fue mi pánico hace unos días cuando después de cuatro intentos fallidos de enviar un mail a la lista completa de padres de compañeros del pollito del cole, Microsoft me bloqueó la cuenta. Ni cuenta de recuperación ni leche frita, mete un código que te hemos enviado a la otra cuenta, el código que no llega, mil veces los mismos mensajes de error, el pánico iba en aumento ¡¡¡ahhhhhh!!!. Y es que no te das cuenta del valor de las cosas hasta que las pierdes. Todo hacía ver que lo perdería para siempre porque muchos me decían por face que no habían vuelto a recuperar sus cuentas. Parece mentira que una tía con casi cuarenta años llore por algo así, pero sí, ahí estaba yo con una pena que me ahogaba el alma de pura impotencia. 

Ese fue el empujón para activar mi cuenta de gmail y decidirme a usarla como cuenta principal a partir de entonces, recuperara la otra o no (para lo que gustéis lagallinapintadita@gmail.com). Ahí tenía otro lío, de dos cuentas diferentes. Puñeterías de google+ del móvil y de su pm...Incapaz me sentía de gestionarlo, de resolverlo, menos mal que siempre hay por aquí personas dispuestas a ayudar, a regalarte parte de su tiempo y de sus saberes. Ahí estuvo Vanesa, La Orquídea Dichosa para poner un poquito de sol en mi vida y Elena, Mamirami, por si tenía que soplar a algún nubarrón más. No se cómo daros las gracias chicas, sin vosotras...no se qué hubiera hecho y sin mi chico, ¿qué haría yo sin el gallo que además de aguantar mis lloros busca y rebusca hasta encontrar las soluciones? Gracias amore, vales un potosí.

Total, que ya tenía mi nueva cuenta y ¡ohhhhh milagro! mi amor lo consiguió y me desbloquearon la otra. El empujó ya me lo habían dado, ahora tocaba lanzarse de cabeza y volcar tooooda la información en la nueva. Ya me veía reenviándome mail a mail todo y copiando los contactos uno a uno, menos mal que hay gente que piensa y ya lo tenían previsto en la configuración de gmail, cuentas e importación. Hecho, ahora toca la limpieza y organización. Con el trabajito que me cuesta, yo que soy de dejarlo todo a medias. A saber después de cinco años cuantos contactos serán correctos y cuantos habrán desaparecido, ¿para qué guardarlos? Aquí me enteré que hay sitios de verificación de emails donde introduces tu fichero de contactos y te dicen precisamente eso, los que son válidos y los que no (hay herramientas para todo lo que imagines pululando por la red). Eso está guay porque como no dejan de comer el tarro con lo buenas, buenísimas que son las newsletter, no dejo de darle vueltas a ponerme las pilas con eso y crear mi pequeñita base de datos, para el tema de los sorteos, de my little book box...en fin, un lío más. Porque a todo esto ¿qué podría yo contar en una newsletter? Quizás sólo un recopilatorio de los post de la semana y algún artículo que vea interesante, ya que el cacharrito ese de suscribirse por mail dejó de funcionarme y lo quité ¡yo que se! Si se os ocurre algo, soy toda oídos. Porque yo ganas tengo de todo, pero tiempo...

Pero es que para colmo hay más, y es que ahora que mi amiga Marián anda metida en un proyecto personal del que tengo la suerte de ser parte en la sombra con mi servicio de "coaching amistoso" (vamos, que me pide su opinión de esto o aquello y que la atiborro de enlaces de todo lo que pienso que le puede venir bien, y yo soy muuuu jartible), bueno, pues resulta que ahora que veo tantas monituras de blogs y que la moda de diseño blogeril van cambiando, se me ha antojado cambiar de nuevo el aspecto del blog y hasta me están empujando de nuevo a darle un nuevo giro a la gallina, con lo que me gusta y el cariño que le tengo a esta de Marián. A mi los cambios estéticos me cuestan muchísimo, pero oye, aquí en el blog le estoy perdiendo el miedo. Ahora me trago los tutoriales de Meisi y miro con deleite los diseños de otros blogs cogiendo ideas, tiempo, tiempo...

Volviendo a la newsletter ¡ay madre! tendría que aprender a usar MailChimp, menos mal que recuperé la cuenta de hotmail y con ella un curso de Mamá quiero ser Blogger que tenía allí guardado ;)

Ups, pero es que he visto un curso de photoshop la mar de accesible, los de Hello! Creatividad me encantan y el de Blogging ABC tiene una pinta estupenda, pero dice que no es para ti si eres un blogger veterano ¿se me puede considerar un blogger veterano? 

Y a todo esto ¿yo no me estaba alejando de este mundo de pantallas y teclados? ¿qué hago aquí que no estoy durmiendo. Seguiremos informando, cambio y corto.

26 de septiembre de 2014

Hoy leemos El Cambalache con My Little Book Box

Confieso que me equivoqué, cuando me llegó el mail de My Little Book Box proponiéndome El Cambalache de Ediciones Ekaré para el pollito recordé vagamente haber leído algo sobre ese título en La Colina de Puck, le pregunté a su jefa y me dijo que si, así que muy, muy segura de que estaría genial acepté la propuesta. Me equivoqué. Lo que hace un artículo, ella había hablado de Cambalache.
Cuando me di cuenta de mi error pensé que me había equivocado, pero me equivoqué de nuevo, porque resulta que, como siempre, la recomendación de My Little Book Box era de lo más acertada. No sólo nos ha gustado a nosotros, sino a todos los amigos que también la recibieron ese mes. Cuando hay mayoría es por algo.

El Cambalache trata el tema de los celos entre hermanos. No es que nosotros tengamos ese problema, pero si tenemos algún amigo con un poco de pelusilla, así que reconocer los sentimientos de la hermana mayor hacia su hermano no nos ha costado demasiado trabajo. 

La historia es muy divertida porque todos los protagonistas son animales humanizados. Allí los vemos a lo largo del libro en escenas en la ciudad, cada uno a lo suyo. Las ilustraciones están llenas de detalles divertidos y si te fijas bien verás cómo hay historias que van sucediendo en segundo plano. Todo un entretenimiento observarlas y montar nuestras películas en relación con cada personaje.

Los protagonistas son una cocodrila y su hermano y cómo ella que "lo odia", intenta cambiarlo por otro mejor, de ahí el título El Cambalache. Se suceden los cambios de hermanos en la tienda de bebés, pero cada uno es peor que el anterior, hasta que se da cuenta que tiene un hermano justo a su medida. Oye, eso de que ella misma intente buscar una solución a su problema también es un punto. 

Están presentes los halagos de la mamá al pequeño, los comentarios encelados de la hermana, la envidia por los besos apretados de mamá, ese sentimiento de hermana mayor que cuida a su hermano genial y el amor duplicado de la mamá hacia los dos. 
Nos paramos mucho en esta ilustración, observando las fotos y hablando de los sentimientos de la cocodrila antes y después de la llegada de su hermanito. Precisamente esa es una de las actividades que nos proponen, crear una cara con ojos y boca móvil para jugar a cambiar sus expresiones para transmitir distintos sentimientos. Me ha venido genial porque tenía guardada esta actividad en mi Pinterest desde hacía mucho y me lo han puesto fácil, fácil hacerla.

De las otras dos actividades de esta caja hemos hecho una, la tienda ambulante. Un puestecillo para jugar a comprar y vender, con lo que le gusta al pollito eso. Las caretas las guardamos para más adelante. Que las estoy acumulando para montar un teatrillo algún día con los amigos ^.^
Me gusta cuando los libros nos muestran emociones, nos ayudan a reconocerlas, a nombrarlas, a entenderlas. No en vano el Emocionario es uno de nuestros libros de cabecera. 

Y bueno, ya sabéis, si queréis probar My Little Book Box, aquí al ladito tengo mi enlace de afiliado, un descuentillo para vosotros y una pequeña comisión para mi y si queréis que os explique más de cómo funciona, sólo tenéis que mandarme un mail a lagallinapintadita@gmail.com

**********************



24 de septiembre de 2014

Falso helado de stracciatella

¿Conocéis alguna receta de trampantojo? Pues aquí una sencillísima, un falso helado de stracciatella que me enseñó mi amiga Conchi.

Tiene poca cantidad de ázucar y sus ingredientes y preparación son supersencillos. Para mi que cualquier niño a partir de cinco años podría hacerla solito y sentirse un pequechef y si no pueden hacerlo solos, al menos dejadlos que remuevan la mezcla, como el pato removía la sopa de calabaza y si salpican y manchan haced como el gato y la ardilla y no abráis la boca. Todo sea por que participen, se diviertan y tengan el orgullo de cocinarnos algo. 

Venga, vamos ¿qué necesitamos?
Podemos preparar el yogurt natural previamente en casa. Mi amiga María dice que mezcla 1 litro de leche entera y 1 yogur activia natural, lo deja fuera de la nevera y si hace calor lo tiene listo en un día. Parece fácil ¿verdad?

Ya tenemos el yogur y ahora ¿Cómo preparamos nuestro trampantojo?

Ya está. Sólo queda verter en las poleras y reservar en el congelador unas 12 horas. Un rato antes de comerlos, los sacamos del congelador para que se atemperen un poco, desmoldamos y ¡a disfrutar!
Imagen de helados de sandía sacada del blog Chin up y editada por mi.
Espero que no se moleste, pero si lo hace no tiene más que decirme que quite la foto.
Si no fuera porque no conseguí desmoldar ninguno en condiciones, eso si, bonitos o no dimos buena cuenta de ellos. 

Por aquí dejo un enlace a un post con más de 50 recetas de helados caseros y también algunas recetas de trampantojo


Adios vaquero, adios

Querido vaquero:

Nos has acompañado temporada tras temporada.
Mañana, tarde y noche de primavera y verano.
Durante cinco años has sido el favorito, pero el temido momento ha llegado.

Tu precio fue pequeño.
Tu vida ha sido larga, más de lo que nunca hubiéramos imaginado.
Nos has servido bien.
Te damos las gracias.

De 12 a 18 meses dice tu etiqueta.
Le llegabas por mitad de la pantorrilla, en tus últimos días más arriba de la mitad del muslo.
Seguías siendo EL MEJOR, el más cómodo, el más molón.

Guardería, cumpleaños, parques, cines y colegio... Tantos momentos compartidos
Te echaremos de menos.

Descansa en paz querido vaquero


22 de septiembre de 2014

Cosas bonitas que descubrí en Instagram

Me encanta Instagram, quizás sea mi red social favorita. Asomarme a la vida/proyectos de otras personas, el mimo en las imágenes, en las composiciones, los colores, la luz. Se puede transmitir tanto con una imagen...

Siendo 100% visual, no es de extrañar que artesanos, tiendas y marcas la usen como escaparate. 

Me he topado con mucha gente creativa, emprendedora y hoy quería hacer un pequeño repaso por algunas de ellas. 

NAGALA Y CÍA @nagalaycia
Trabajos de encuadernación mimados al detalle y una sensibilidad especial. De mi tierra para más inri.

LALOLEblog ahora con su TO THE WILD @tothewild_es
El blog de Lalole es un imprescindible si te gusta la decoración y el diy. En su nuevo proyecto se centra en la naturaleza salvaje con detalles decorativos tan chulos como estos
EN LA CAJA AZUL @enlacajaazul
Ya conocía el blog de Pilar, su fotos, su gusto por las cosas bonitas, su creatividad, su buen hacer. Fue en Instagram donde conocí sus letras artesanales. No tardé nada en encargarle el nombre de David y ella menos aún en hacerlo.

DON FISHER @don_fisher
¿Como algo tan simple como un pesacado puede ser tan bonito? Pues todos lo son. Cada imagen de puñaditos de pescados son una delicia.

ETHYMATON @ethymaton 
En este caso, los artesanos no son ellos sino la artista de la que distribuyen sus láminas en España y Portugal, Ellen Ginggenbach.
Por la foto de una de sus láminas me adentré en el colorido retro de los diseños de Ellen Giggenbach. Me confieso fan absoluta de todos sus diseños. Desde su tienda online podéis haceros con algunas de ellas.

Estos son algunos de los que hacen mi vida más bonita sólo por compartir sus creaciones. Espero que os haya gustado mi selección. Otro día más

** Todas las fotos están sacadas de las redes sociales y blogs de cada proyecto.

19 de septiembre de 2014

Hoy leemos Estirar la pata o cómo envejecemos

Abuelos ¿porqué estáis tan calvos y arrugados?
Porque somos viejos. ¡De bebés, también estábamos calvos y arrugados!
Con esta pregunta empieza el libro Estirar la pata o cómo envejecemos de la editorial Destino. Esa es la excusa para que una pareja de ancianos hagan una regresión a su infancia y nos muestren cómo fueron pasando las diferentes etapas de su vida. 
En clave de humor, en lo que Babette Cole es toda una experta como ya comprobamos en Los animales me aterrorizan, vivimos los eructos de la infancia, el adios al pañal, las primeras palabras (vocabulario escatológico del que tanto gusta), el gateo, la escuela, los juegos, las travesuras, el amor, la universidad, las fiestas, los primeros trabajos, la boda, los hijos, la jubilación, la vejez y la muerte. Porque ni más ni menos así es el mundo, como el de las cucarachas "nacen, crecen, se reproducen y mueren"

Seguro que al leerlo, se parten de risa con la parte que ya conocen, la de la infancia que tienen tan cerquita, al verse reflejados en el libro. El pollito sintió curiosidad de nuevo por cómo nos conocimos su padre y yo y creo que se quedó un poco más tranquilo cuando vio que hay que vivir mucho y hacerse muuuuuy viejo para morir. 

Pero hete aquí, que el libro no termina ahí, no ¡después, a lo mejor nos reciclamos y nos convertimos en otra cosa! ¿En que nos reencarnamos? ¡Ahhhhhh!¡depende! ¿De qué depende? Del karma que tengas acumulado obviamente (¿Has leído el libro Maldito Karma ¿no? Hacedlo. Es muy ameno, divertido y oye, da qué pensar. Desde entonces no miro a las hormigas igual).

Un libro de los que nos gusta, de los de pasar un buen rato y suscitar montones de preguntas. Por cierto, aún no hemos leído Mamá puso un huevo. ¡¡¡¡¡¡¡¡Esther!!!!!!!!!!!
***********************************



17 de septiembre de 2014

El primero del último

Pasó el primer día de su último curso de infantil y no quiero dejar de recoger las imágenes de aquel día.
Lejos quedaron los llantos, los no quiero separarme de ti. Aunque no faltó su ya clásico "hoy no quiero ir al colegio" 
No se le puede pedir más a la cámara del móvil. al menos tenemos foto juntos.
Su camiseta DIY de última hora. Quería hacer juego con la bienvenida saludable
Una hora antes de entrar oficialmente estábamos en el cole echando una mano con la fruta para la bienvenida saludable. Me encanta verlo desenvolverse a sus anchas por allí


15 de septiembre de 2014

El control parental, imprescindible para el uso seguro de internet de los niños

Vivimos en la era tecnológica y eso condiciona la forma en la que trabajamos, nos relacionamos, tenemos nuestros ratos de ocio, compramos y un largo etcétera. 

Nuestros hijos, nuestros espejos, nativos digitales de pleno derecho, nos siguen los pasos y más aún, nos adelantan en el manejo de los dispositivos móviles, el ratón, las pantallas táctiles... Tienen la capacidad innata de aprender a usarlos con la mera intuición. 

Desde que son muy pequeños se pueden ver a muchos niños con un móvil en la mano trasteando juegos y aplicaciones, viendo fotos, vídeos y canciones. Cuando son algo mayores muchos tienen su propio dispositivo, tablets diseñadas específicamente para ellos, con control parental, con vivos colores y resistentes al máximo. Los ordenadores suelen estar ahí, al alcance de todos, también de ellos. Todos ellos fuentes casi inagotable de diversión, de entretenimiento y porqué no, también de educación.

Lo reconozco, a pesar de todo, no me termina de gustar que mi hijo trastee con estas cosas. Prefiero que juegue en el parque, que leamos un cuento, incluso que vea la tele tirado en el sofá. Mi suerte es que a él apenas le llaman la atención. Pero irá creciendo y llegará el día en el que tengamos que preocuparnos de su seguridad a la hora de navegar por la red, porque hay en ella mil millones de cosas buenas, tantas como malas. Tendremos entonces que establecer unas pautas, que enseñarle a hacer un buen uso de este gran mundo que es la red. Para que pueda hacerlo de forma segura el control parental es imprescindible. Incluso llegará el día que tendremos que darle alas y dejarlo volar libremente. 
Al igual que de pequeños poníamos protectores en los enchufes o quitábamos los objetos peligros de su alcance, también debemos asegurarnos de poner ciertos límites, de controlar su seguridad en la red.
- No permitirles estar conectados más tiempo del que estimemos oportuno, 
- Restringiendo el acceso a las páginas que consideremos que no son adecuadas para ellos, 
- Bloqueando aplicaciones que casi sin darnos cuenta están interconectadas pudiendo llegar a todo y a todos. 

Estas medidas de son imprescindibles pero deben ir acompañadas como he dicho antes de una buena educación al respecto y de un control físico por nuestra parte. Que estemos cerca de ellos, que les echemos un ojo a las pantallas de sus dispositivos si están jugando, que busquemos con ellos la información para aquel trabajo del cole... Ya habrá tiempo de que los usen solos, de que tengan su propio ordenador, de que lo tengan en su cuarto. ¿Llegará eso algún día a nuestro gallinero? imagino que sucumbiremos sin remedio. Quizás cuando tenga 30 o 35 años ;)

Egoístamente, por mi salud mental y la del gallo, espero que pase muuuucho tiempo hasta que al pollito se le despierte el gusanillo de la pantalla y el teclado. Si somos nosotros, que usamos el pc estrictamente para el blog, las redes sociales y la navegación por páginas "normales" para buscar información para mis artículos, que no descargamos pelis, música ni juegos, que no entramos en chats ni en páginas raras y a pesar de tener un buen antivirus no dejan de entrarnos cosas que hacen que nos volvamos locos, no puedo imaginar lo que puede suceder con un niño trasteando sin control. Miedito me da.

¿Sabéis que podéis crear en el pc un usuario con protección infantil para ellos? En nuestro portátil nuevo, tienes la opción de hacerlo vinculando su cuenta de correo en el caso de que la tenga para unificar todos sus "servicios" o sin cuenta de correo, con lo que tendrá que ser un adulto el que introduzca su cuenta de mail cuando sea necesario. 

¿Sabíais que los antivirus suelen ofrecer la opción de control parental? Quizás el tuyo lo tenga y no lo hayas activado. Compruébalo.

Si eres de los que le prestas a tu peque el móvil ¿Se te ha ocurrido instalar un antivirus con control parental en él que también los hay? 

Y a vuestros peques ¿son usuarios de estos cacharrillos? ¿usan apps y juegos para aprender jugando o simplemente para divertirse? 


*Este es un post patrocinado

12 de septiembre de 2014

Hoy leemos ¡Ya viene la novia!

Recién pasado el feliz enlace de una amiga muy querida, no podía haber mejor libro para el Hoy leemos de este viernes que ¡Ya viene la novia! de la editorial Laberinto.

Poco más o menos que así imaginaba yo a mi Mo (ups, se me ha escapado), soñando y suspirando por su vestido. Pero esta no es la historia de my friend sino de Filomena, la modista que cosía los vestidos d novia más bonitos y románticos. Tantos había cosido, tantas ideas tenía para el suyo propio, que cuando le llegó la hora...

Por fin, Ferrucho, como Mr X dio el paso y Mo Filomena exclamó: Pues claro. Ya era hora de que me lo pidieras, ¿no?

Filomena pasabas las horas sin prestarle atención a Ferrucho, dale, que te dale a la aguja cosiendo el vestido perfecto. Pobre Ferrucho.

Era el día de la boda, la masía, el grupo de whatsapp iglesia debordaba expectación y cuando Filomena llegó envuelta en su nubarrón...¡qué susto pobre Ferrucho!

Ferrucho salió por patas, Filomena salió detrás, echaron una partida, hasta que al final...Blanca y radiante va la novia...
***********************************


Hoy leemos El pez arcoiris

Tengo sentimientos ambivalentes con este libro, no puedo decidir si termina de gustarme o no.

El principio de la historia pintaba bien. 
Un pez, el más bello del océano. Todos sienten admiración por él, simplemente por lo bonito que es con su brillantes escamas. Es el pez más popular, todos quieren que les preste atención, que juegue con ellos. Pero él está por encima de todos. Pero un día, un simple pececillo lo hace para pedirle una de sus escamas. El desprecio fue tal que se corrió la voz y ya ningún pez quería saber nada de él. Era bello por fuera, pero por dentro...
El pez arcoíris no entendía qué pasaba, tuvo que ser un sabio pulpo el que le diera la clave...regala tus escamas. 

No se porqué me recordaba un poco a las películas juveniles americanas. Un buen mensaje, pero hay algo que me escama (no he podido evitar el chiste fácil)...

El pequeño pez azul le volvió a pedir una de sus escamas. 
Pez Arcoiris, por favor ¡no esas malo! Dame una de tus escamas brillantes.

¿Peeeeeeeeeerdona? ¿No seas malo? ¿Solo porque alguien me pida algo tengo que dárselo? ¿si no comparto soy MALA? Llamadme egoísta, pero no lo veo así. 

Entiendo que cuando compartimos, si de verdad nos sale del corazón hacerlo, nos sentimos bien. Eso es lo que le pasó al pez brillante, compartió por convencimiento y se sintió genial, pero de ahí a decir que si no lo hago soy malo. No señor, no me parece. Qué derecho tiene otro a "exigirme" le de algo que es mio, no porque el lo necesite sino porque lo quiera. ¿No es eso un capricho? 

Al final el Pez Arcoiris fue ¿bueno? se desprendió de todas sus escamas menos de una. Todos los peces tuvieron su escamita y todos fueron así felices. 

Pero en fin, tampoco quiero ser muy quisquillosa, no es nada que no se pueda solucionar eliminando alguna frase y modificando un poco el texto ;)

8 de septiembre de 2014

Consejos e ideas para cuidar la parte emocional en el inicio de las clases

Casi parafraseando a mi amiga María: No dejo de asombrarme del maremagnum en el que muchas familias se ven envueltas con esto del inicio del colegio. 

Quizás en los más pequeños, que comienzan a ir a la guardería o en el primer curso del cole de los "niños grandes", nos preocupemos mucho por su adaptación, si lo llevará bien o no, si llorará mucho o se quedará tranquilo. Pero a medida que pasan los años y los cursos se suceden, creo que tendemos a centrarnos más en el plano logístico de compra de libros, material escolar, uniforme/ropa...y obviamos la parte emocional, los sentimientos de nuestros hijos. 

En esa línea van mis Consejos e ideas para preparar la vuelta al cole publicados en City Guide Sevilla.

Dosis extra de ilusión. Un buen puñado de empatía, acompañamiento y escucha. Una buena ración de cariños y mimos. Algo de planificación y ya está lista la fórmula para afrontar el inicio del cole.




5 de septiembre de 2014

Hoy leemos ¿Las princesas usan botas de montañas?

¿Las princesas usan botas de montañas? de la editorial Picarona (al igual que El niño y la bestia), es uno de esos libros que me conquistó desde el primer momento. David sucumbiendo ya a esos convencionalismos de: las niñas no pueen hacer esto, no pueden jugar a lo otro...Lo leía en la librería y veía reflejada a una amiga del pollito, una niña especial, una princesa la más puro estilo Mérida. 
Mamá ¿las princesas usan botas de montañas?

Así comienza el diálogo entre una niña y su madre. Se ve que la pequeña alberga sus dudas de que si le gusta hacer ciertas cosas pueda a la vez ser una princesa. Pero ¿acaso hay una forma única de ser una princesa?

El texto, a modo de preguntas concisas y respuestas rimadas está acompañado de unas ilustraciones muy divertidas, que refuerzan muchísimo el mensaje.

En las cuatro veces seguidas que lo hemos leído esta noche (antes de regalarlo a su amiga por su cumple), nos hemos detenido en observar los detalles de las ilustraciones, leyendo el libro a través de ellas.

La pequeña siempre con su corona de flores y acompañada de su perro, va constando página a página como las princesas hacen montones de cosas divertidas que a priori, dejándonos llevar por lo que "nos venden", nunca pensaríamos que harían, como subir a los árboles, disfrutar chapoteando en los charco, limpiar su cuarto, cumplir las normas o enfadarse.

Pero fíjate qué cosas, que ¡¡las princesas también se tiran pedos!!

Y es que como dice mi hijo en un momento de lucidez: las princesas son personas. ¿Porque no iban a hacer todas esas cosas?

Pues resulta que no, que desde muchos lugares nos llega el mensaje de que ellas van permanentemente vestidas de rosa, que son delicadas como florecillas, que se desenvuelven en un halo de perfección imposible de alcanzar. No me extraña que las niñas tengas sus dudas y se pregunten ¿las princesas se parecen a mi?.

Como contesta la mamá de este cuento: "Para saberlo, mira dentro de ti y de mi", porque

Me parece un libro estupendo para trabajar la coeducación, como Hay algo más aburrido que una princesa rosa y Super Lola. Para hacer reflexionar a niños y niñas y contrarrestrar esa batería de mensajes tan perjudiciales.



3 de septiembre de 2014

100 imágenes de 1 verano

"Lo bueno de recordar es vivir de nuevo"

y yo sigo con mi nostalgia post vacacional


1 de septiembre de 2014

Nostalgia post vacional

Llegó el final del verano y como siempre se me ha pasado en un pis pas. Soy de esas madres que sienten pena cuando llega Septiembre, que querrían que las vacaciones no se terminaran. La misma que hubo días que se subía por las paredes, que pensó mil veces que tenía que haberlo apuntado a un campamento, al que se quejaba de falta de tiempo para nada más que no fuera estar con él, a su ritmo. Esa soy yo, un cúmulo de contradicciones.

Este verano ha sido tan maravilloso como el anterior y aunque llegados a esta fecha y siendo inevitable, sólo quiero adentrarme en la rutina, no quiero que esta rutinaria anarquía termine.

Las circunstancias de este año han sido diferentes y no hemos hecho "favores egoistas" como el año pasado, pero no por eso hemos disfrutado menos o nos hemos aburrido más. No señor. Hemos aprendido a disfrutar más de la cama por las mañanas. El plural es un mero formalismo, siempre me ha gustado levantarme tarde y acostarme tarde, lo último no he dejado de hacerlo nunca (pueden dar fe las otras buhíllas de la red), pero hasta este último mes no le ha pillado el pollito el gusto mañanero a la cama. Justo ahora que tenemos que volver a madrugar.

Me siento afortunada, muy afortunada de poder disfrutar juntos de los veranos sin preocuparnos de horarios, de conciliación, sin más historias que ver pasar los días. Se que atesorará miles de recuerdos y que estaré en muchos de ellos. Recuerdos sencillos, la mayoría.

Hemos pasado las mañanas, como diría mi abuela, "a nuestro amor": despertando a la hora que nos pedía el cuerpo, sincronizados; remoloneando en la cama hasta las mil, de la teta a las cosquillas, las charlas, los juegos, los achuchones. De la cama al sofá, a continuar con la vagancia. Después del desayuno más tetita y dibujitos, más risas, más achuchones...sin prisas, no hay nada mejor que hacer que estar juntos. Sigue medio enamorado de ellas. No me pregunto ya hasta cuando.

La casa se recoge en un minuto, ventajas de que sea pequeña. Salir a comprar a la una y media con todo el calor después de hora y media y 4.000 "David vístete" no está tan mal, tender a las tres de la tarde no es taaaaaan malo como pueda pensarse. 

Hemos contado los minutos para que papá volviera del trabajo, explicando una y otra vez la suerte que teníamos de que trabajara y ganase dinero para todo lo que necesitamos. Lo hemos echado tanto de menos, que cada vez que llegaba era una fiesta tan grande como había sido para mi la pesadilla de contestar mil veces las mismas preguntas, día a día: ¿Donde está papá? Trabajando. ¿Cuanto falta para que venga? Un rato. ¿Ya va llegar papá? Dentro de poco...conversaciones mántricas sin fin.

Cambios. Muchas veces he oído decir que durante el verano los niños dan pasos de gigantes en su evolución. No se si porque pasamos más tiempo con ellos y somos más conscientes o porque es real, pero el caso es que el pollito ha crecido de lo lindo. No sólo en altura, que ha dado un buen estirón, sino en madurez. Decidió dormir en su cama y después abandonar el nido por completo, pasando su primera noche fuera de casa y le encantó. Se ha convertido en una pequeña costumbre eso de querer pasar más tiempo con la abuela, así que nosotros hemos salido a comer solos, a tomarnos una copa, nos hemos sentado a ver la tele sin tener un ente saltándonos por encima...un lujo y un placer, ¿porque no decirlo?

¡He leído libros! de papel para más inri y cuatro nada más y nada menos. Pocos en otras épocas, una barbaridad ahora que hacía mil que no podía/quería.

Hemos tenido ratos madre-hija, no tantos como mi mami hubiera querido pero poco a poco, aún él me necesita más y lo que es peor, ahora empieza a necesitarla a ella. Que se pensaba que no iba a llegar el día (jur, jur jur, risa maligna), pues se va a hartar. Tardes de compras, algún paseo, un plan cultural...buenos momentos.

Tardes de piscina, de películas, de parques, de playas...Días de amigos, muchos amigos. Me siento afortunada también por eso, por todas las personas con las que hemos compartido el tiempo estos meses. Planes sencillos pero fantásticos. Cumpleaños, noches en el parque, veladas relajadas, cines de verano, naturaleza, convivencia...Amigos de siempre y nuevos amigos. Desvirtualizaciones, cuanto me gusta poner cara y piel a la gente de la red y reencuentros, ay amiga que alegría estar juntas. Proyectos que no pudieron ser y City Guide que por fin vio la luz. 

El pollito se ha consolidado como un auténtico pecedillo. Lo que sufríamos todos con sus clases de natación...¿Habría sido diferente si ellas? Nunca lo sabremos, lo importante es que la autonomía que tiene en el agua le permite disfrutar al máximo del medio, sin importar que sea en el mar o en la piscina. Siempre dispuesto a bañarse en la playa, mi perfecto compañero. 

Cuantas noches nos hemos quedado sin cuento rendidos por el cansancio, cuantas nos hemos dormido a las mil, cuantas me ha hecho compañía dormido en el sofá mientras yo trabajaba en el ordenador. Unos tendrán a su gato, pero yo tengo un pollito. Que me dice: todo el mundo duerme de noche menos tú, que trabajas. 

¿Deberes, tareas? ¿Eso que es? Tenía la esperanza de retomar aquellos cuadernos de actividades tan chulos de Combel, pero se quedó en esperanza. De la sugerencia de la seño de escribir la lista de la compra y cosas así, poquito. Sin embargo, cuando lo hemos hecho, me ha dejado sorprendida lo bien que escribe tan sólo teniendo un poco de cuidado de pronunciar bien y dejarle un poco de tiempo para pensar. Ni mucho menos está más adelantado que muchos niños de su clase, pero me maravilla que sin haber hecho nada haya evolucionado tanto. No tengo ninguna duda que el impás de estos meses sin martilleos, sin exigencias por no olvidar lo aprendido ha sido bueno. Porque ha aprendido sin proponérselo tanto como a lo largo del curso.

Me pasaría horas escuchándolo contarme cosas de cuando era pequeño (como si fuera en otra vida), de la antigüedad...
¿Sabes mamá que en la antigüedad se escribía con pluma?
¿Donde has aprendido eso pollito? 
En Harry Potter


Absorbiendo como esponjas, a prendiendo a retazos de aquí y de allí, con esa otra forma de aprender, que es vivir.


Y ya pasó. Volvemos al cole, al trabajo, a la rutina, a los buenos propósitos, dejaremos atrás mucho, pero seguro, seguro, que seguiremos intentando disfrutar al máximo de todo.